EL BARÇA CONQUISTA SU DECIMOQUINTA LIGA

Guardiola: "Va por toda la gente que nos quiere"

Los jugadores destacan la dureza de la Liga y cómo la sentenciaron

"Va por toda la gente que nos quiere, que ha sufrido, que es realmente barcelonista". Guardiola, que a última hora se vistió de corto, como todos sus compañeros, pese a no estar convocado, saltó al terreno de juego y se sumó al éxtasis cuando todavía no ha salido del túnel de la lesión que apenas le ha permitido jugar en toda la Liga. "Lo bonito es compartir todo esto con la gente. Ha sido una Liga muy dura, pero hemos sentenciado con una gran autoridad". Llegado el viernes de Francia, donde ha estado las seis últimas semanas siguiendo el proceso de recuperación de su lesión, el capitán azulgrana dijo estar ilusionado por volver a jugar cuanto antes y si es posible poder disputar el Mundial. "Me falta un peldaño, una pequeña cosa, para estar plenamente recuperado. Ha sido un proceso duro. Pero no voy a forzar más de la cuenta. No quiero pasar otra temporada como ésta. Sin poder ayudar al equipo me siento incómodo".

Más información
De la ansiedad a la locura

Abrazo a Amor

Amor, que sumó el quinto título liguero de su carrera, lamentó no haber podido jugar un solo minuto, pero aceptó su situación y puso los intereses del equipo por encima de todo: "Lo voy a celebrar con la misma ilusión y ganas de siempre. Lástima que no haya podido jugar unos minutos. Pero siempre que se es campeón se da por bueno. El grupo es lo que interesa y hay que estar unidos. Van Gaal me ha abrazado en el campo. Ha sido el primer abrazo y espero que no sea el último. Parece que voy a seguir". Rivaldo, que dejó atónito al árbitro Brito Arceo al obsequiarle con la camiseta con la que jugó, debajo de la cual lucía otra de color blanco con la bandera de Cataluña y la inscripción "Visca el Barça", se refirió a las resistencia que opuso el Zaragoza: "Se ha cerrado muy bien y ha sido muy difícil. Además hemos estado un poco tensos en los primeros minutos, pero luego hemos ido mejorando y hemos acabado logrando el objetivo que nos trazamos al principio de la temporada". Luis Enrique, que sabe lo que es ganar una Liga desde cuando militaba en el Real Madrid, manifestó: "Es un título para la afición, para todos los culés. Es muy especial porque llevábamos tres años sin ganarlo".

Iván de la Peña celebró de una forma original el título: conduciendo el coche que se utiliza para retirar del terreno de juego a los lesionados. Sus compañeros se sumaron a la idea y varios dieron una vuelta al campo sobre el vehículo. La plantilla azulgrana cenó anoche con los directivos y con sus familias en un hotel barcelonés. Josep Lluís Núñez y su esposa, María Lluïsa, tuvieron que cambiarse de ropa ya que fueron rociados con cava tras finalizar el partido.

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS