400 vecinos protestan contra una urbanización de Alpedrete

Una manifestación de 400 vecinos recorrió ayer Alpedrete para dejar claro su rechazo hacia las obras de urbanización de la finca Mataespesa, uno de los pocos encinares que quedan intactos en el pueblo y en el que hay, además, un castillo. La finca tiene una superficie de 400.000 metros cuadrados, aunque la construcción de 400 viviendas sólo afectará a una cuarta parte de la parcela, según explicó el viernes el alcalde, Miguel Angel Alonso, del PP. La marcha de protesta recorrió ayer el casco urbano de Alpedrete (5.211 habitantes). Los manifestantes vitorearon consignas como "menos ladrillos, más arbolillos", "este proyecto lo vamos a parar" o "alcalde chuleta coge la maletá". Y es que el "urbanismo depredador", según lo calificó uno de los manifestantes, "que impone el PP" preocupa de tal manera que fue el germen de lo que se convirtió en la primera gran manifestación que se celebra en esta localidad.

Además de cargar contra el proyecto de urbanización del encinar de Mataespesa, los vecinos que acudieron a la manifestación denunciaron el funcionamiento de un vertedero ilegal de neumáticos, la instalación sin los permisos correspondientes de una antena de telefonía y el derribo de casas típicas de granito para construir apartamentos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS