Sanz destituye a Heynckes porque perdió el control del vestuario

Ha sido la destitución más esperada. Ayer, Lorenzo Sanz ejecutó la decisión que había tomado hace tiempo: prescindió de Jupp Heynckes. El presidente justificó la medida: "Había perdido el control del vestuario. Por un partido [en referencia a la final] no se cambia de opinión". Heynckes, en cambio, no quiso hacer declaraciones y citó a la prensa para hoy en una conferencia en la que dará su versión de lo sucedido. Antes, el entrenador acudirá a despedirse de los jugadores, como ya lo hizo días atrás de los internacionales. Camacho se perfila como su sucesor.

Nunca un entrenador había tenido menos dudas de cuál iba a ser su futuro en un equipo. A pesar de que Jupp Heynckes aseguraba públicamente que su relación con Lorenzo Sanz era "casi tan buena" como con su mujer, hacia tiempo que sabía que estaba sentenciado. El acto de ayer tuvo tan sólo un carácter protocolario. Como cortesía, el presidente le ofreció un cargo en el club, que el técnico desestimó.La noche anterior, Sanz despistó anunciado una cita con Heynckes al mediodía en el Bernabéu. Pero el presidente había decidió reunirse en casa de Pirri y a primera hora de la mañana. Cuando Sanz llegó a su despacho poco después de la una, Heynckes ya no era entrenador del Madrid. Tan esperada era la medida que el técnico ya había convocado para un almuerzo de despedida a sus más directos colaboradores, que a su vez ya tenían preparada una placa de agradecimiento.

Lorenzo Sanz no quiso dar muchas explicaciones tras destituir a Heynckes. Paró su coche a las puertas del estadio, se bajó y dijo: "Era una decisión tomada hace tiempo y un partido no iba a cambiarla. Si el Madrid no hubiera ganado la Copa de Europa, el equipo habría hecho la peor temporada de hace mucho tiempo. Noventa minutos no pueden cambiar el futuro del equipo".

Heynckes dejó de contar con la confianza de Sanz en el mes de enero. Entonces se pensó un cambio en el banquillo para afrontar con otro entrenador la fase final de la Liga de Campeones. Finalmente se desestimó al idea por la falta de alternativas. El propio presidente del Madrid reconoció ayer que tras el partido contra el Zaragoza se lo volvió a plantear cuando el técnico confesó estar "hundido". Sanz decidió dejar las cosas como estaban tras hablar con varios jugadores, que se comprometieron a ayudar a Heynckes a terminar la temporada. Por eso los últimos partidos del Madrid, incluida la final, fueron de los jugadores.

Sanz cree que los problemas de Heynckes en el Madrid han tenido que ver con su falta de autoridad: "El vestuario se le fue de las manos, ya no lo controlaba. Sé que es difícil con muchos jugadores internacionales. Quizá ha sido demasiado buena persona".

Al presidente le han contrariado las declaraciones efectuadas en las últimas horas por algunos jugadores en las que lamentaban la marcha del entrenador. Entre ellas, una de Raúl que criticaba la falta de apoyo que Heynckes recibió de la junta directiva. "Yo le diría a Raúl qué ha hecho el vestuario para ayudar al entrenador", respondió Sanz.

Con la marcha de Heynckes, el Madrid pierde su cuarto entrenador con Sanz en la presidencia. Primero fue Valdano, luego Arsenio, más tarde Capello y ahora el técnico alemán.

Sanz asegura no haber tomado una decisión sobre quién debe ser el nuevo responsable de la plantilla. "No tengo ninguna prisa. Me da igual que sea esta semana que la siguiente. Hay que meditar sobre ello. Hemos fallado en las dos últimas temporadas y no queremos que vuelva a suceder."

Esta vez el Madrid parece estar decidido a ofrecer tan sólo un año de contrato al nuevo técnico -Capello firmó por tres años y Heynckes, por dos-. Y tampoco tiene previsto realizar muchas contrataciones: "Vamos a fichar poco. Es difícil superar los jugadores que tenemos."

Aunque Sanz no da nombres, la lista de aspirantes al banquillo se despeja poco a poco. Un lapsus de José Antonio Camacho, en una cena con periodistas catalanes en la que se despedía como entrenador del Espanyol, ha aportado una pista de que él puede ser finalmente el elegido. "Saber que voy a un grande para trabajar al máximo...".

Hace semanas que el Madrid se puso en contacto con el agente de Camacho y más tarde José Martínez Pirri habló con el técnico. Sólo falta una llamada del presidente.

Sobre la firma

Mábel Galaz

Fue la primera mujer en pertenecer a la sección de Deportes de EL PAÍS. Luego hizo información de Madrid y Cultura. Impulsó la creación de las páginas de Gente y Estilo. Ha colaborado con varias cadenas de televisión y con la Cadena Ser. Ahora escribe en El País Semanal.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS