El secretario general del PP acusa al presidente del Principado de "fulanismo"

El vicepresidente primero del Gobierno y secretario general del Partido Popular (PP), Francisco Álvarez Cascos, en una entrevista con el periodista Luis Herrero en el programa La mañana, de la Cope, acusó ayer a su correligionario Sergio Marqués, presidente de Asturias, de "fulanismo" y de seguir "dos caminos seguros para el desastre: el primero es pedir lo imposible y el segundo retrasar lo inevitable". Según Cascos, Marqués lleva semanas "pidiendo lo imposible", asumir todas las competencias en la representación de los asturianos, y "tres meses retrasando lo inevitable", rectificar y reconducir la crisis del PP asturiano.

El vicepresidente repitió lo que se ha convertido en su obsesión en este conflicto, que afirma responde a razones por encima de las personales, y declaró que "los fulanismos fueron el cáncer de la derecha española". Esto, según Cascos, se acabó con José María Aznar, porque en el PP no se hace aznarismo y "no se va a aceptar que nazca ningún atisbo de fulanismo en ningún reino de Taifas".

Más información
El PP destituye al portavoz parlamentario en Asturias para acorralar a Marqués

En dos ocasiones, durante la entrevista, insistió Cascos en el papel que le corresponde interpretar en la crisis al grupo parlamentario regional del PP. "La legitimidad reside en los diputados, que encarnan la soberanía popular y son los que le eligen a él [Marqués] como presidente y los que le pueden pedir responsabilidades políticas". En otro momento advirtió que "de la respuesta del señor Marqués se derivarán las respuestas que posteriormente den otros órganos del partido, como el propio grupo parlamentario popular de Asturias, que es el que le ha dado la confianza".

En su entrevista, Cascos apeló a que Marqués tenga "un rasgo de lucidez, sea capaz de interpretar que la razón en este momento no le asiste". Y afirmó que "el egoísmo con el que está examinando el problema no le exime de responsabilidades". Cascos aconsejó a su antiguo amigo "cambiar de asesores, de ese entorno que le dice "Marqués, tú eres el único, tú eres el más grande, tú eres el que va a llevar a Asturias al paraíso" y reconocer que en la vida política asturiana, en su partido, hay personas que trabajamos tanto como él".

Visita con periodistas

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por su parte, Marqués declaró anoche en declaraciones la Cadena SER que es una "infamia" que la dirección de su partido le acuse de "fulanismo". Marqués ha recordado que él y el actual vicepresidente del Gobierno, Francisco Álvarez Cascos, siempre han caminado juntos en política desde que se fundara Alianza Popular en 1976 y ha afirmado que la pregunta del millón en estos momentos es saber por qué se le está sometiendo a este "acoso" desde la dirección del PP."Todavía el pasado día de Año Nuevo, el señor Álvarez Cascos estuvo conmigo en mi casa, brindando", recordó Marqués. "Para mi sorpresa se presentó con varios periodistas en mi casa para que quedara constancia. Y ocurrió el pasado año nuevo. No había fulanismo hasta entonces, y luego se descubrió mi maldad y mi perversión, aunque ya llevaba dos años y medio de gobierno". El presidente asturiano añadió que jamás Álvarez Cascos le ha dicho nada sobre esta cuestión y se preguntó varias veces por los motivos que le han llevado a esta situación. "Nadie se explica cómo se puede llegar a esta situación absolutamente crítica, con la dirección anatemizando, diferenciando entre buenos y malos, blancos y negros", afirmó. "Las claves habrá que buscarlas en Madrid. Si yo tengo que aceptar que una variación en la situación personal tiene que suponer un castigo para toda una región, si ése es el concepto político que manda en este país, dan ganas de marcharse", indicó.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS