PRIMARIAS EN ANDALUCÍA

Oliva llama a la unidad del PSOE tras su ajustada victoria sobre Toval

Los socialistas de Málaga se han pronunciado contra la continuidad y han decidido colocar una nueva cara al frente de su candidatura a la alcaldía. El ex consejero de Trabajo de la Junta del primer Gobierno de Manuel Chaves, Francisco Oliva, venció al actual portavoz municipal, Eduardo Martín Toval, en una apretada votación por tan sólo 50 papeletas de diferencia (938 frente a 888). El escrutinio fue corto pero se vivió en la sede del PSOE malagueño con gran intensidad. Según iban llegando datos de las distintas agrupaciones, quedaba claro que el resultado iba a ser ajustadísimo. Al final, Francisco Oliva consiguió el 51,3% de los votos emitidos sobre una participación del 35,7%, casi idéntica a la habida en las primarias para la presidencia del Gobierno entre José Borrell y Joaquín Almunia. Pese al cambio, no cabe hablar de una sorpresa mayúscula. Oliva había acreditado más de 1.100 firmas de apoyo, el triple de las necesarias para acceder a ser candidato, y ningún sector del partido se atrevió, en las vísperas, a dar un pronóstico. Si alguno había era que el resultado sería estrecho, como finalmente ha sido. Eduardo Martín Toval acogió el resultado con exquisita elegancia. Tras felicitar a su adversario recordó que cuando decidió presentarse a estas elecciones dijo que lo importante del proceso sería que las primarias "sirvieran como empuje para la consecución de la alcaldía, ganara quien ganara". "Ahora, estamos ya en eso", afirmó. Desde anoche mismo, Martín Toval puso a disposición de Oliva el grupo municipal que preside y anunció que consultará con él cuantas iniciativas presente en el año que queda de mandato a la actual corporación municipal. Preguntado si interpretaba el resultado como un suspenso o un rechazo de la militancia a su labor en la oposición en los últimos tres años, Martín Toval contestó: "Se puede interpretar así, se puede, no quiero huir de la cuestión pero creo que debe interpretarse en positivo como ha sido todo este proceso, y los compañeros han decidido que Paco Oliva es mejor candidato que yo". Oliva, por su parte, hizo un llamamiento a la unidad del partido y advirtió que a partir de ahora no se fijará en la procedencia de los apoyos que ha tenido cada candidato y que intentará tener todo el partido detrás con el objetivo de recuperar la alcaldía de Málaga para el PSOE. Lo importante, según el ex consejero de Trabajo, es que se han cumplido los objetivos del proceso: "Que fuera limpio para que el candidato elegido no saliera dañado y para no abrir nuevas heridas en el partido". Como prueba de la igualdad entre los dos candidatos, cada uno de ellos ganó en seis agrupaciones. La diferencia definitiva se dio en la recientemente creada Agrupación Centro, resultado de la fusión de otras tres asambleas, y en la que Oliva arrancó el 66% de los votos. Sorprendentemente, Martín Toval consiguió ganar en la segunda agrupación más numerosa de la capital, la de El Palo, cuyos dirigentes se habían posicionado claramente a favor de Oliva pero no consiguieron evitar que el 60% de los votos fueran para Martín Toval. Pero el verdadero feudo de éste es Churriana, único distrito donde el PSOE se mantuvo como primera fuerza en las elecciones municipales de 1995, y que ayer dio el 90% de los votos a Martín Toval. MÁLAGA Eduardo Martín Toval: 49% Francisco Oliva: 51%

Más información
Monteseirín se presenta como un candidato "sin fronteras internas"
Écija.
El oficialista Juan Fernández arrasó en Linares a Ignacio Ortega
García Marcos estudia ir como independiente tras perder ante Zori
El candidato del aparato sacó 20 puntos al ex rector Vida Soria
Torres vence al sector oficial de Zarrías y repetirá como cartel electoral en Jaén
Las pedanías de Jerez dan el triunfo a Casto Sánchez

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS