GESTIÓN

Alcalá invierte 13 millones en sacar en verano la cultura a la calle

El Ayuntamiento de Alcalá (163.300 habitantes) repite este verano la experiencia de aprovechar los rincones más bellos de su casco histórico como escenarios de obras de teatro y conciertos gratuitos durante los fines de semana. El año pasado lo hizo por primera vez con Cervantes en la calle y consiguió convocar a 56.000 espectadores. Este año, el epígafre es Alcalá en la calle. La inversión ronda los 13 millones de pesetas y pretende atraer turistas.De los 13 millones, seis son gastos directos, y los otros siete, el dinero que el Ayuntamiento ha invertido en firmar convenios con los grupos de teatro y música locales, subvencionándoles a cambio de que colaboren en este u otros programas con uno o varios montajes. Las actuaciones tendrán lugar en junio, julio, septiembre y octubre. Este último mes se dedicará a Cervantes.

Los responsables culturales tampoco han solucionado este año el problema del desierto cultural en que se convierte el mes de agosto: se interrumpe la programación de Alcalá en la calle y, además, cierra el teatro municipal. El presidente de la Fundación Colegio del Rey, el organismo municipal encargado de la cultura, Pablo Sanz, quitó hierro al tema, afirmando que a final de mes comienzan las fiestas grandes de Alcalá y contarán con programación cultural.

Los escenarios de Alcalá en la calle serán el patio castellano del Hospital de Antezana; el edificio anejo al museo Casa Natal de Cervantes, donde el padre del escritor trabajó de cirujano; la hermosa plaza de los Irlandeses y la plaza Cervantes, que los domingos está cerrada al tráfico. Hoy, Producciones Teatrales Complutenses presenta (21.00, en el patio del Antezana) Del Alcalá castizo, un texto realizado a partir de textos de Carlos Arniches.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS