Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

La reforma de la sanidad británica

Me permito puntualizar el artículo de Marciano Sánchez Bayle (EL PAÍS, 22 de junio), que, a mi juicio, desinforma. Dos ejemplos:1. Dice que la reforma es importante, pero no dice que es muy dudosa. Los laboristas no quieren cambios ágiles, sino arreglos pausados a lo largo de un prolongado periodo de tiempo, 10 años, que excede en mucho el necesario para actuar con prudencia y envuelve la reforma en incertidumbre. En 10 años surgirán mil riesgos. Además, sólo han programado las escasas y leves acciones a emprender en 1998 y 1999; de los ocho años siguientes no hay más que retórica. ¿Son realmente "muy graves los problemas que, tras las medidas aplicadas por los conservadores" -en palabras de Sánchez Bayle-, padece el National Health Service, cuando las soluciones pueden demorarse sin consecuencias una década nada menos? ¿Se quiere hacer una reforma o una oportuna proclamación política?

2. Dice que el "mercado interno" se ha suprimido, pero no dice que la estructura y la circulación de dinero y servicios tejida por el mercado pasa a formar parte de la "asistencia integrada" laborista. Continuarán la separación entre provisión y compra o planificación de la asistencia secundaria, la autonomía de los hospitales (trustes), la descentralización de responsabilidades en la gestión y también, aunque con otro nombre, los médicos generales tenedores de presupuesto (hoy, GP fundholders) para la compra de asistencia a sus enfermos, símbolo y núcleo del "mercado interno". Más aún: la reforma laborista se propone universalizar y fortalecer la tenencia de presupuestos, de modo que, transcurridos unos años, todos los GP de todo el país podrán disponer, dentro de sus respectivos primary care groups, de un presupuesto indicativo para "comprar" todas las prestaciones sanitarias y comunitarias (hasta ahora, sólo la mitad de los GP se habían adherido al régimen fundholding y su capacidad de compra estaba limitada a servicios de diagnóstico y cirugía menor). No están, pues, demodé las propuestas que se hacen en España orientadas al "mercado interno".-

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS