Vecinos de Cerdanyola piden la dimisión de la alcaldesa por permitir la tala de 94 plátanos centenarios

La desaparición de 94 plátanos centenarios de la avenida de Catalunya de Cerdanyola sigue levantando polémica entre el Ayuntamiento y los vecinos. La alcaldesa de Cerdanyola, Cristina Real, defendió ayer el proyecto que ha de transformar la avenida. "Estoy convencida de que hemos hecho lo que teníamos que hacer". Junto al portavoz de CiU, Jordi Joan Mata, acusó a Cerdanyola Viva, la asociación que en su momento se movilizó para impedir la tala de los árboles, de ser un instrumento político de la oposición. Cerdanyola Viva lleva ya más de 2.000 firmas recogidas para pedir la dimisión de Real y del teniente de alcalde de Urbanismo, Rafael Vinyals. Mata también criticó la actitud poco "dialogante" del concejal del PI, Toni Soler, el único político que se unió a los manifestantes y que ahora estudia presentar una denuncia ante el Ayuntamiento por delito ecológico. El portavoz del tercer partido del gobierno municipal, Toni Morral, de IC-EV, se desmarcó, sin embargo, de estas acusaciones. "Cerdanyola Viva no se deja manipular, sino que responde a una causa noble y legítima", y admitió que el Ayuntamiento cometió un error "tácito" al actuar con tanta celeridad en la tala de los árboles. "No había prisas. Se hubieran podido dilatar las negociaciones y el diálogo", dijo Morral. Los miembros de Cerdanyola Viva negaron rotundamente la vinculación a cualquier partido político y recordaron que la primera movilización fue espontánea. "Los vecinos no fueron avisados; el día en que comenzó la tala, oyeron las máquinas y bajaron a la calle a protestar", explicó Jesús Roig. Roig también criticó el informe que el Ayuntamiento encargó a una empresa para hacer un diagnóstico de la salud de los árboles: "Está mal planteado: no habla de la necesidad de talarlos, sino de la imposibilidad de replantar el 83% de ellos". El consistorio siempre ha esgrimido este informe para justificar la tala. Este documento apareció en abril, un mes después de que la Asociación de Comerciantes del Centro y la Asociación de Vecinos del Carrer Nou presentaran un conjunto de alegaciones entre las que se contempla la conservación de los plátanos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS