El sabio filma y Baroja actúa

La investigación sobre los orígenes y el desarrollo del cine en el País Vasco depara sorpresas no sólo en el contenido de las imágenes. Descubrir que uno de los grandes hombres de la cultura vasca, cuyo nombre Aldazabal desvelará próximamente, dispuso de una cámara y se dedicó a filmar varias escenas, puede ser una de ellas. La de ver a Pío Baroja como actor, otra. En este caso, es una de las películas descatalogadas a las que sigue la pista la Filmoteca Vasca. Se trata de Zalacaín el aventurero, basada en la obra del mismo autor que interpretaba un pequeño papel y fue filmada en 1929. Se sabe que la película se vendió a Estados Unidos, pero las gestiones realizadas hasta ahora para encontrarla han resultado infructuosas. Tampoco ha tenido éxito hasta ahora la búsqueda de una grabación de los años veinte sobre la inauguración en la plaza de Gipuzkoa de San Sebastián del conocido como el Tren del Urola, en la que estuvieron presentes los reyes de España.

Más información
El cine vasco hace memoria

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS