Los precios de referencia que propone el PP apenas reducirán el gasto en farmacias

Mientras en otros países el gasto cae un 50% la propuesta contiene muchas excepciones

El decreto de precios de referencia para los medicamentos de financiación pública que propone el PP es tan tímido que apenas reducirá el gasto farmacéutico, según han indicado a este diario diferentes fuentes conocedoras del texto. El proyecto de decreto será discutido en Consejo Interterritorial de Salud. Aunque los partidos y las organizaciones de izquierda habían aplaudido la medida, los detalles del sistema que pretende implantar el PP les ha defraudado. El ahorro no llegará al 5% ni siquiera a medio plazo, según fuentes técnicas consultadas por este diario.

La Ley del Medicamento prevé la posibilidad de que el Gobierno establezca un precio máximo para los medicamentos que cubre la Seguridad Social. Eso es lo que pretende el decreto que hoy propondrá a los consejeros autonómicos el ministro José Manual Romay Beccaria. Cuando un medicamento esté sometido a precio de referencia, la Seguridad Social sólo abonará esa cantidad. Si la marca prescrita por el médico cuesta más, el farmacéutico deberá sustituirla por un genérico, a no ser que el usuario prefiera abonar la diferencia respecto del precio de referencia. Pero el decreto establece tantas limitaciones que muy pocos medicamentos acabarán teniendo precio de referencia.El objetivo de la medida es reducir el gasto farmacéutico incentivando el uso de genéricos. Los genéricos, aprobados en la Ley de Presupuestos del Estado de 1997, son medicamentos que contienen el mismo principio activo que su equivalente de marca. Pero sólo puede comercializarse un genérico cuando la marca pierde la patente, que caduca a los diez años de ser presentada. Aunque en algunos países los genéricos cuestan hasta un 50% menos que la marca original, en España el ahorro oscila entre el 25% y el 30%.

La combinación de medicamentos genéricos y precios de referencia ha permitido a otros países reducir el gasto farmacéutico sin disminuir la calidad de la prescripción ya que los medicamento genéricos tienen las mismas propiedades que sus equivalentes de marca.

"Para que un sistema de genéricos tenga efectividad es necesario adoptar medidas que incentiven su uso. Una medida es establecer precios de referencia en el máximo número posible de medicamentos, y otra, establecer márgenes escalonados en las farmacias, porque no es razonable que el farmacéutico perciba el mismo margen comercial por un medicamento que cuesta 500 pesetas que por otro que cuesta 15.000", explica Antonio Iniesta, profesor de la Universidad Complutense de Madrid. El profesor Iniesta afirma que no conoce el texto del decreto y por tanto no puede valorar su alcance.

Propuesta insuficiente

Quien sí ha tenido acceso al proyecto es José Manuel Freire, coordinador de la organización sectorial de Salud del PSOE. Y su opinión es contundente: "Un brindis al sol". Freire saludó la semana pasada la iniciativa del Gobierno, pero tras examinar los detalles del decreto, considera que la propuesta del PP es totalmente insuficiente y apenas tendrá incidencia sobre el gasto farmacéutico. "Plantea tal número de limitaciones para que un medicamento tenga precio de referencia que afectará a una proporción muy reducida de fármacos". afirma.El decreto sólo prevé establecer precio de referencia en "especialidades farmacéuticas bioequivalentes" que formen parte de "conjuntos homogéneo, siempre y cuando en el conjunto exista al menos una especialidad farmacéutica genérica". Considera como grupo homogéneo el formado por "aquellas especialidades que tengan la misma composición cualitativa y cuantitativa, forma farmacéutica, dosis, vía de administración y presentación". Osea que dos amoxicilinas que tengan la misma dosis de principio activo, no serán bioequivalentes si una va en sobre y otra en pastillas, por ejemplo. Además, para que un fármaco sea declarado bioquivalente dentro del grupo homogéneo aludido, el decreto establece que deberá someterse a un ensayo de bioequivalencia. Y de nuevo, para obtener dicha calificación "se tendrá en cuenta la posibilidad de intercambiar las especialidades entre sí, en razón de su idéntica composición cualitativa y cuantitativa, forma farmacéutica, presentación, dosis y vía de administración".

Esta exigencia de igualdad total limita extraordinariamente el alcance de la medida. Diversas fuentes técnicas que han participado en la elaboración del decreto han confirmado a este diario que el ahorro no será importante en una primera fase. Varios de estos técnicos han coincidido en que el ahorro no llegará al 5%, a medio plazo. "Han puesto unos requisitos que no se dan en la mayor parte de países que tienen precio de referencia", indica José Manuel Freire.

El consejero de Sanidad de Cataluña considera que el decreto es prudente y que "el ahorro será limitado", pero lo valora como un primer paso en la buena dirección. Rius recrimina al PSOE que critique el proyecto cuando tuvo la oportunidad de implantarlo y no lo hizo. Por su parte, Montserrat Almirall, gerente de Baybit (grupo Bayer) que fabrica genéricos, destaca la importancia de establecer precios de referencia para impulsar el uso de genéricos, ya que, como estableció la Ley de Presupuestos de 1998 y recoge el decreto, cuando el medicamento recetado supere la cuantía fijada como precio de referencia, el farmacéutico deberá sustituirlo por un genérico.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción