Las importaciones de calzado crecen un 24% y alcanzan los 72.000 millones

Las importaciones de calzado se han disparado este año. En los nueve primeros meses han crecido un 6,40% en el número de pares, y su valor se ha incrementado hasta en un 24,22%, lo que significa que se han comprado zapatos a otros países por un valor superior a los 72.000 millones de pesetas. El calzado que se importa es de calidad inferior al fabricado en la Comunidad Valenciana. El precio medio de estos productos ronda las 1.490 pesetas el par, frente a las 2.093 que alcanzan los zapatos valencianos que se venden en el exterior. Las exportaciones del calzado han crecido en el mismo periodo de tiempo a un ritmo inferior que las importaciones y únicamente se han incrementado un 0,43%, aunque el valor de los zapatos ha subido un 4,81%. A pesar de estos datos, preocupantes para los empresarios del sector de la provincia de Alicante, donde se concentra el 70% de las industrias exportadoras de calzado a nivel nacional, el saldo comercial es favorable. La Federación de Industriales del Calzado Español (FICE) informó de que los zapateros nacionales exportaron desde enero a septiembre de este año algo más de 177.000 millones de pares de zapatos, por valor superior a los 245.000 millones de pesetas. Esto implica que el saldo comercial del sector está por encima de los 173.000 millones de pesetas. Los principales compradores de calzado valenciano son los países miembros de la Unión Europea y los Estados Unidos. Las importaciones por su parte proceden en su mayoría de países asiáticos. Según estos datos, la apuesta decidida de los zapateros nacionales por la exportación hace que pierdan cuotas de mercado interior. Desde hace unos meses el presidente de FICE, Rafael Calvo, advierte a sus asociados sobre el incremento contínuo de las importaciones, que aunque todavía no es desfavorable sí provoca cierto recelo entre la patronal del sector.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS