ADMINISTRACIÓN

La Diputación de Valencia, obligada a pagar intereses por retrasar pagos

Por los problemas de liquidez que sufre a lo largo de esta legislatura, la Diputación de Valencia se ha retrasado varios meses en el pago a diversas empresas que han ejecutado obras provinciales. Las empresas reclamaron a la institución que les pagara intereses de demora por el atraso, pero la Diputación se negó. Al final, Asfaltos y Construcciones ELSAN, SA llevó el caso al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana, y éste le ha dado la razón. A partir de esta sentencia desfavorable, la Diputación de Valencia ha comenzado a pagar cantidades -que en total rebasan los ocho millones de pesetas- en concepto de intereses de demora. Desde el pasado 30 de diciembre, en sus últimas semanas como presidente de la institución, Manuel Tarancón firmó cinco decretos para que se abonaran los intereses que reclamaban varias empresas. La partida para ELSAN es la primera que firmó y la más elevada de todas (asciende a 4.654.350 pesetas). Tarancón ha firmado otros cuatro decretos en los que dispone que la Diputación abone "en concepto de intereses de demora producidos por el retraso en el abono de certificaciones de obra" 2.714.984 pesetas a Dragados y Construcciones, SA; 368.371 pesetas a Pavasal; así como dos partidas de 308.856 y 52.192 pesetas a Torrescámara y CIA, SA. Entre estas obras pagadas con retraso se incluyen la construcción del parque de bomberos de Cullera y las mejoras de seguridad en la variante de Almoines-Beniarjó-Beniflà. "Por la mala gestión de los ingresos y el despilfarro, la Diputación no puede pagar a las empresas y acaba gastándose el dinero de los ciudadanos en abonar intereses", protesta el diputado socialista José Martínez. Desde Nova Esquerra, Vicent Soriano, señala que estos problemas de tesorería del ente provincial los están sufriendo también los ayuntamientos, que "reciben tarde el dinero que aporta la Diputación a sus obras locales y tienen que avanzar ellos el dinero o pagar intereses a las empresas".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS