Osuna entrega informes al juez de que el muro del Bazar España era seguro

La inmobiliaria Osuna ha entregado al juez que investiga el derrumbe del Bazar España de Sevilla -en el que murieron cinco personas el 31 de diciembre- varios informes que certifican que el muro que se desplomó era seguro y sólido en condiciones normales. Fuentes conocedoras del caso aseguran que la constructora los informes técnicos elaborados por la empresa Vorsevi demuestran que sólo una catástrofe natural (vientos superiores a los 100 kilómetros por hora) pudo derribar un muro que era firme. Estos informes se suman a la ingente cantidad de documentos que están siendo remitidos al Juzgado de Instrucción número 8 de Sevilla, cuyo titular es José Herrera. El estudio clave para la investigación es el encargado a un perito del Colegio de Arquitectos, que debe determinar las causas oficiales del derrumbe y si existió algún tipo de responsabilidad de los copropietarios de la parcela de la avenida de Miraflores: el Ayuntamiento de Sevilla y la inmobiliaria Osuna. La intención de éstos, según las citadas fuentes del caso, se centra en que todo se debió a una imponderable causa natural, un viento huracanado impredecible. Las familias de los afectados, en cambio, cifran sus opciones en que la inmobiliaria resulte responsable, ya que tiene una alta póliza de seguros para afrontar indemnizaciones.

Sobre la firma

Jorge A. Rodríguez

Es redactor jefe de Última Hora y de la portada web, y profesor de la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS