El PCA, abierto a una candidatura única de izquierdas en Marbella

El Partido Comunista sigue abierto a la posibilidad de formar "un bloque de progreso" en Marbella para las elecciones municipales de junio. "Ya propusimos este verano una candidatura unitaria de socialistas, IU, Los Verdes, el PA y otras formaciones progresistas, pero el PSOE no quiso", afirmó ayer el secretario provincial del PCA en Málaga, José Luis Centella. Esta fórmula se parecería a "las alianzas republicanas" que han ensayado en Francia los partidos de todo el arco parlamentario para frenar al ultraderechista Frente Nacional. El PSOE habló hace meses con Izquierda Unida de esta posibilidad, pero ahora parece descartarla. Fuentes de la dirección socialista apuntan que los votos de la coalición se perderían para la formación de la Diputación. "Si cada uno trabaja bien su espacio electoral, separados obtendremos más votos", dijeron las mismas fuentes. Los dirigentes provinciales del PCA están preocupados por "la bomba económica malagueña que se está formando, con el desarrollo especulativo del sector de la construcción". Para Centella "la necesidad de blanquear dinero negro antes de la entrada en circulación del euro está provocando una masiva inversión en Torremolinos, Fuengirola, Benalmádena o Marbella, pero se construye mucho más que la demanda real". Con este argumento, los comunistas se plantean fórmulas "para derrotar" a las que consideran "listas especulativas y autoritarias en la Costa del Sol y a la candidatura fascista de Gil". Los comunistas preparan sus congresos provinciales en toda Andalucía para el próximo fin de semana bajo el signo de la continuidad. En Málaga se producirá la segunda reelección como secretario provincial del diputado en el Congreso José Luis Centella, único candidato que se ha presentado. Esta misma continuidad es la que trasladarán a la ejecutiva regional, para que siga como secretario general del PCA Felipe Alcaraz, en el cargo desde 1981.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS