El Alfaguara abre una carrera literaria que concentra 10 premios en dos meses

Prestigio, promoción y muchos millones se repartirán los autores elegidos

El II Premio Alfaguara de Novela da esta tarde el pistoletazo de salida de una primavera de premios, con galardones de nueva creación, la recuperación de uno de tanto prestigio como el Biblioteca Breve, que fundó Seix Barral en 1958 y que se dejó de convocar en 1972, y la consolidación del Primavera, de Espasa Calpe, que llega a su tercera edición. Una carrera editorial que repartirá más de 80 millones de pesetas y mucha promoción. Además de los llamados premios comerciales, estarán el Cervantes, el 23 de abril, y el de la Crítica, el 27 de marzo.

Hoy, además del Alfaguara, se otorga el I Premio Sent Soví de prosa gastronómica, patrocinado por la Universidad de Barcelona, Freixenet y la editorial Destino. En la convocatoria se ha especificado que "se entiende como prosa gastronómica un texto de carácter predominantemente literario o ensayístico (quedan excluidos recetarios o guías), sin limitación de género: novela, relato, ensayo, libro de viajes, memorias, biografía, diarios. El nuevo galardón está dotado con un millón de pesetas y una cena para dos personas en cualquier restaurante del mundo que elija el ganador.El próximo jueves coincidirán en Barcelona dos premios: La Sonrisa Vertical, dotado con un millón de pesetas y al que se han presentado unos 90 originales. Llega a su 21ª edición. "Es un premio de la democracia. Antes era difícil hacer algo así, ¿verdad?", dice Antonio López Lamadrid. Y el Ramon Llull en catalán, del Grupo Planeta, que eleva su dotación de tres a 10 millones de pesetas. "Estaba un poco desfasado y tiene la vocación de ser el Planeta en catalán", según Carlos Creuras, del grupo. "Es una apuesta. En la anterior edición se presentaron unos 50 originales, y a ésta, 82". El Llull premia indiferentemente narrativa y ensayo. El jurado está compuesto por David Castillo, Carles Pujol, Pere Gimferrer, Valentí Puig, Marcel Plans, Gabriel Oliver y Antoni Vilanova.

Vuelve el Biblioteca Breve

El primer volumen de la colección Biblioteca Breve, de Seix Barral, La novela moderna en Norteamérica, de Frederick J. Hoffman, apareció en 1955. Tres años después la colección dio origen al premio del mismo título. El primer jurado estuvo integrado por Víctor Seix; Carlos Barral, director de la colección; Juan Petit, director literario de la editorial; Josep Maria Castellet, y José María Valverde, representantes de un comité de lectura en el que estaban, entre otros, Jaime Gil de Biedma, Gabriel Ferrater y Antonio Vilanova. La primera novela galardonada fue Las afueras, de Luis Goytisolo; la segunda, Nuevas amistades, de Juan García Hortelano. Dos días de septiembre, de Caballero Bonald; La ciudad y los perros, de Vargas Llosa; Tres tristes tigres, de Cabrera Infante (galardonada en 1964, aunque por problemas de censura no pudo publicarse hasta 1967), o Últimas tardes con Teresa, de Juan Marsé, fueron otras de las novelas descubiertas por el Biblioteca Breve. Premio y colección marcaron toda una etapa en la literatura española. Por eso ahora hay tanta expectación. ¿Recuperará el ritmo? Se falla el 15 de abril, se han presentado 386 originales y el jurado está compuesto por Cabrera Infante, Luis Goytisolo, Pere Gimferrer, Susana Fortes y el director de la editorial, Basilio Baltasar. Está dotado con cinco millones de pesetas. "Es una cantidad modesta, pero creemos que dará mucho prestigio", según Baltasar.Modesta si se compara con la del Alfaguara (25 millones), al que se han presentado más de 700 autores, o con los 25 kilos del Primavera (23 de marzo), al que se han presentado 410 originales, de los que se han seleccionado 50. Convocado por Espasa Calpe y por El Corte Inglés, fue muy bien en las dos anteriores ediciones: Rosa Montero (250.000 copias con La hija del caníbal) y Manuel de Lope (150.000 con Las perlas peregrinas). O, antes, el 12 de marzo, los 10 millones del Azorín, que conceden Planeta y la Diputación de Cádiz, al que se han presentado 230 autores.

A primeros de abril, otro modestamente dotado (un millón de pesetas), pero de prestigio, el Herralde de Ensayo. "Con ésta llega a su 27ª edición, es el decano de los premios de ensayo en España", dice Jorge Herralde, director de Anagrama. Han concurrido 75 obras.

Y acabada casi la temporada, a finales de junio, un nuevo premio, el Espiritualidad, que concede Martínez Roca (Planeta). Está dotado con tres millones de pesetas, abierto tanto a ficción como a no ficción, y se han presentado más de 40 originales.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS