Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

"Vivir cada día"

Cuando uno llega a determinadas alturas de su vida y mira hacia atrás, hacia lo que va siendo su propia historia y su "vivir de cada día", se puede sentir tentado de sentirse más viejo que lo que es y creer que ha transcurrido más tiempo, desde determinados hechos, del que realmente ha pasado. Pero pese a este posible error de perspectiva, ni yo, ni el magnífico grupo de profesionales que constituyó el equipo de Vivir cada día somos tan mayores como para hacer posible que ese programa fuera un producto de los años sesenta, como recogen R. Gómez y T. Delclós, a los que agradezco la referencia, en la página de Televisión del día 24 de febrero.Vivir cada día nació en 1978 y se extinguió en 1988, con un programa, La ley de la palanca, que fue finalista de los Emmy. Fueron un total de 240 emisiones que evolucionaron por propia dinámica interna, del reportaje al docudrama. Puntualizaciones personales aparte, creo que es importante señalar el dato y corregir el error, porque Vivir cada día, en su vocación permanente de acercarse a la realidad social española del momento, fue un programa posible gracias a la democracia que poco antes se había instaurado en nuestro país y que de ningún modo hubiera podido ver la luz bajo la sombra de esos años sesenta citados en su información.-

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS