Un auto prohíbe la comercialización de los discos "El baúl de la Piquer"

La discográfica Emi demanda a El Delirio por competencia desleal

La batalla entre las discográficas Emi Odeón y Producciones El Delirio, SL, por la edición de dos antologías de Concha Piquer (1910-1990) ya tiene una primera consecuencia. Un auto del Juzgado de Primera Instancia número 47 de Madrid ha ordenado "el cese provisional, con carácter inmediato, en la comercialización de los siguientes fonogramas": El baúl de la Piquer y todas las Canciones de la A a la Z, editados por El Delirio, SL.

, Estas medidas cautelares fueron solicitadas por Emi Odeón. En poco tiempo han salido al mercado tres recopilatorios de Piquer: los dos prohibidos, El baúl de la Piquer, y Canciones de Concha Piquer de la A a la Z ( El Delirio), y Antología (Emi Odeón). La pelea entre ambos sellos se fraguó a mediados de 1997, cuando un antiguo empleado de Emi Odeón, entonces director de marketing, José Manuel García Martín de la Plaza, se puso en contacto con la hija de Concha Piquer (Valencia, 1910-Madrid, 1990), Concha Márquez Piquer. La casa Emi Odeón tenía previsto editar una antología de todas las canciones de Piquer en disco compacto, con el título de El baúl de la Piquer. Concha Márquez autoriza a José Manuel García y a un fotógrafo a copiar unas 200 fotografías de los álbumes familiares, y le entrega más de 80 canciones desconocidas para el público, en formatos de discos de piedra y casetes. El 22 de junio de 1998, el empleado de Emi José Manuel García Martín de la Plaza es despedido. Según el abogado de esta casa, Manuel Cubedo, "por otros sucesos ocurridos anteriormente".

Próximo acuerdo

Y, a finales de abril y principios de mayo de 1999, aparecen en el mercado- con el sello Producciones El Delirio SL, donde ya José Manuel García trabaja como colaborador- dos volúmenes de Canciones de la A a la Z, con 41 canciones; le sigue la antología con el título El baúl de la Piquer, que incluye una colección y discos sueltos de 159 canciones, de entre 1922 y 1949. También en abril, Emi edita Antología, con 112 canciones. Según el texto del auto, "la conducta de este demandado se sitúa más en el ámbito de la competencia desleal y del aprovechamiento de los recursos ajenos que en la genuina infracción de los derechos de autor, donde resulta discutible". El ex empleado de Emi José Manuel García se apoyó ayer en que los derechos de autor son de "derecho público", al haber pasado 50 años. Y considera que puede editar esos discos con otro título. Efectivamente, han pasado 50 años en algunas canciones, pero en otras no y en otras es dudoso, según el auto. "Saqué una edición limitada de 2.000 discos de El baúl de la Piquer, que se quedó en 1.000, pero hemos pensado no editar más y que se quede como un objeto de coleccionistas", indicó ayer García. Y acusó a Márquez Piquer de tener un problema: "El dinero. Sólo cuando consiguió con la multinacional Emi doblar el royalty de su madre, me acusó de haberle robado y engañado". Añadió que seguirá editando discos de Piquer con otros formatos. Según declaró ayer Ramiro Oliveros, el marido de Concha Márquez, "el antiguo empleado se llevó de Emi todo el material y se aprovechó, pero estamos satisfechos porque se ha hecho justicia". Ahora, el procedimiento principal sigue su curso. Salvo que ambas partes negocien. Y, según Emi, mañana podría haber "acuerdo".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS