Raúl responsabiliza a Toshack de no haber jugado ante el Valencia

Las palabras de Raúl ratificaron ayer una sospecha extendida en el vestuario del Madrid: el técnico, John Toshack, le restó importancia al partido de Copa (6-0 ante el Valencia) para preparar los dos partidos de Liga que quedan. Raúl estaba en condiciones de jugar y Toshack no lo alineó: "Todo el mundo ya me conoce. Se sabe que me gusta jugar. Jugué el sábado contra San Marino. Me entrené toda la semana. Sólo he estado una semana de baja. Sólo me he perdido el partido contra la Real... Si no he jugado [contra el Valencia] fue por decisión técnica"

, Raúl estuvo franco, según informa Diego Torres.. Se mostró melancólico. Y crítico. Aclaró que sus molestias físicas son las corrientes después de nueve meses de competición. Habló como extrañado de no haber sido titular.Reflexionó sobre las miserias del equipo: "Algo nos está pasando. Yo no lo voy a decir, pero mirando los partidos se puede ver... Espero que volvamos a estar unidos... En ningún momento fuimos capaces de remontar el partido, ni nos centramos en la eliminatoria. El Valencia fue superior... Hemos perdido la unión". ¿Toshack ha despreciado la Copa?, le preguntaron. "Eso lo tiene que responder el entrenador", respondió. "Es fácil darse cuenta, con ese planteamiento, cuáles eran las intenciones del entrenador. No hace falta que yo diga nada", contestó Seedorf, cuando le preguntaron si él creía que Toshack había dado poca importancia al encuentro. Karembeu, que se incorporó ayer al equipo después de una semana con la selección francesa, se unió a la crítica esgrimida el lunes por Clarence Seedorf, su mejor amigo en el vestuario. El francés señaló a la gestión de la junta directiva como la causante del mal juego: "Hablando de traspasos y de fichajes todo el día las condiciones no son buenas para jugar y pensar en el fútbol". Karembeu, sonriente y confundido por lo enredado de su propio discurso, animó a los seguidores madridistas a creer en lo insospechado y acudir al partido de vuelta -"no podremos golear al Valencia, va a ser muy difícil porque se cierra mucho atrás", aseguró- "si creen en los milagros". Los jugadores del Madrid repitieron la escena en el mismo ámbito. Otra vez deambularon perplejos por la Ciudad Deportiva, abatidos después de sufrir otra goleada. Primero fue ante el Deportivo en la primera vuelta (4-0), luego ante el Betis (3-2), después tocó el bochorno del Camp Nou (3-0), y más tarde el varapalo de Balaídos (5-1). En todos esos partidos, salvo frente al Barcelona, el Madrid jugó con defensa de cinco. Hiddink utilizó dicho sistema para intentar detener la sangría goleadora del equipo. No lo consiguió, ni tampoco Toshack, cuya predisposición a jugar con libre y carrileros se ha visto desautorizada por los nefastos resultados del Madrid, que ha recibido 58 goles. Es el cuarto equipo más débil en este aspecto en la Liga. Nunca en su historia el Madrid había encajado una cantidad semejante de goles. El técnico galés está cuestionado por una parte considerable de la junta directiva. Sin embargo, el carácter presidencialista del club impide pensar en una presión seria sobre Lorenzo Sanz para despedir a Toshack, El presidente permanece firme en su apoyo al técnico -"Es una pena que no haya venido antes", declaró Sanz ayer en el programa El Larguero-, a pesar de las voces críticas en su directiva, donde se considera que el entrenador ha agotado su crédito y que no parece el hombre adecuado para ilusionar a jugadores y aficionados en la próxima temporada. La goleada de Mestalla ha provocado un pesimismo considerable en la directiva, pero el discurso oficial trataba de profundizar en la idea de la Copa como algo secundario con respecto al segundo puesto en la Liga. De paso se mantenían las críticas a la Federación Española por ubicar las semifinales en unas fechas que el Madrid considera imprudentes. "Ni la federación se toma en serio la Copa", manifestó a este periódico un directivo del Madrid. Todo el interés por rebajar el daño de una goleada histórica no puede impedir la idea de una profunda renovación en el Madrid. Se vuelve a hablar de una extensa lista de transferibles.Mestalla. Mientras tanto, la confusión preside las últimas horas en el club. La distancia entre Toshack y la plantilla se ha ampliado de forma espectacular, y las declaraciones de Raúl vienen a confirmarlo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS