La Generalitat critica a los jueces por suspender un juicio por violación

La consejera de Justicia de la Generalitat de Cataluña, Núria de Gispert, censuró ayer con dureza la decisión de un tribunal de la Audiencia de Barcelona de suspender por falta de jueces un juicio contra un joven acusado de ocho delitos sexuales, entre ellos uno de violación. En su opinión, esos hechos se producen por una "falta de organización", de la que responsabilizó, sin citarlo, al presidente de la Audiencia de Barcelona, Francisco Javier Béjar, y a causa de una "falta de sensibilidad social" de una parte de la magistratura. Como ya hiciera el miércoles el Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Guillem Vidal, la consejera se disculpó ante las supuestas víctimas, "quienes han tenido que soportar ese medio insulto cuando se les dijo que no pasaba nada" por el aplazamiento del juicio hasta el mes de febrero del año 2000, pese a que habían acudido a la sala de vistas los 20 testigos citados y los dos peritos.

De Gispert afirmó que el tribunal que acordó la suspensión "todavía está a tiempo de rectificar" y le instó a que celebre la vista por la tarde si es que no puede celebrarlo por la mañana hasta dentro de unos meses. Según la consejera, esa sería una solución en la que quizás no pensaron los jueces, "muchos de los cuales no están acostumbrados a trabajar por las tardes". Por su parte, el presidente de la Audiencia de Barcelona replicó a la consejera afirmando: "Me preocupa la tendencia del poder ejecutivo a opinar sobre el poder judicial, cosa que no es recíproca".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS