CC OO y UGT pedirán a Maragall que preste una especial atención al diálogo social

El secretario general de Comisiones Obreras de Cataluña, Joan Coscubiela, avanzará mañana al candidato socialista a la presidencia de la Generalitat, Pasqual Maragall, las prioridades del sindicato ante las elecciones autonómicas en un acto en el que también estarán presentes los máximos responsables de UGT, Josep Maria Álvarez, y de Fomento del Trabajo, Juan Rosell. Fuentes del sindicato explicaron que Coscubiela propondrá "la construcción de un modelo de eficiencia social que vaya más allá de la pura competitividad de los costes laborales".

El equipo del candidato ha preparado el encuentro de mañana como un acto más de la serie de reuniones que Maragall está celebrando con la llamada sociedad civil, aunque tiene un alto contenido simbólico. Fuentes de UGT señalaron precisamente que tienen intención de empezar a tratar en la reunión el marco del diálogo social que debe darse en Cataluña ante un eventual Gobierno encabezado por Pasqual Maragall después de las elecciones autonómicas de otoño. Por su parte, el líder de Comisiones Obreras, Joan Coscubiela, planteará al candidato socialista la necesidad de impulsar un modelo de crecimiento que vaya más allá de la competitividad basada exclusivamente en la contención de los costes laborales. CC OO pretende que el debate social se convierta en el eje central de discusión en las autonómicas. A juicio de la cúpula de Comisiones Obreras, los comicios deben servir para superar seis tapones que, en opinión de los sindicalistas, frenan las posibilidades de Cataluña: el déficit tecnológico y de investigación, la insuficiente incorporación de la mujer al mercado de trabajo, los problemas en el sistema educativo, la precariedad laboral, la falta de atención a las peculiaridades territoriales y los límites de sostenibilidad en las ciudades. El candidato socialista participó ayer en una cena popular en Badalona, (el cubierto costaba esta vez 1.500 pesetas) organizada por el PSC y Ciutadans pel Canvi. El acto reunió a unos 800 comensales, militantes o simpatizantes socialistas de Badalona, Santa Coloma, Sant Adrià, Malgrat y Tiana, ante los que Pasqual Maragall recordó que las próximas elecciones autonómicas "se decidirán en el cinturón metropolitano". Maragall en su intervención al final de la cena explicó su modelo federalista para España y la subsidiaridad de la Generalitat con los Ayuntamientos a los que se deben traspasar responsabilidades tales como educación, seguridad o vivienda. Se definió "catalanista pero no de separación sinó de regeneración" y apostó por una actitud positiva ante España: "Cataluña tiene que hablar claro y hacerse entender" apostilló. Los organizadores del acto repartieron un díptico bajo el título: Clar i net: necessito la teva ajuda, en el que se piden contribuciones económicas para la campaña y se ofrecen diversas opciones de pago. Así se puede contribuir con cantidades que oscilan desde las 5.000 a las 100.000 pesetas o más, pagándo de una sóla vez o cada mes hasta las elecciones, a través de banco u otras modalidades. El díptico señala que la campaña precisa dinero y que es necesario pagarlo entre todos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS