Los socialistas pactan con los populares el gobierno del Ayuntamiento de Cullera

La falta de entendimiento entre el PSPV-PSOE y Esquerra Unida en la Ribera Baixa, una de las pocas comarcas en la que la izquierda superó a la derecha en las pasadas elecciones municipales, ha perjudicado a ambas formaciones y favorecido los intereses del PP que logró la alcaldía de Cullera y gobierna en coalición en Sueca con EPI-BNV. Pero donde los socialistas han rizado el rizo ha sido en la población turística de Cullera. Allí, no contentos con propiciar el ascenso a la alcaldía de Ernesto Sanjuan (PP), han ido más allá y contrariando las recomendaciones de la gestora se han aliado con los populares para formar un pacto antinatural. De esta forma consiguen el objetivo de pararle los pies a Ximo Bosch candidato de Alternativa Progressista de Cullera (APC), versión local de EU, cuya lista pasó de ostentar tres escaños a siete concejales en los pasados comicios municipales. El PP fue el más votado con ocho ediles, mientras que el PSPV encabezado por Joan Grau se tuvo que conformar con la tercera plaza al conseguir tan sólo cinco concejalías. Bosch denunció en su día el pacto secreto, sellado entre socialistas y populares a pocas horas de la sesión de investidura en la que Sanjuan logró el bastón de mando gracias a la abstención del PSPV. Un pacto que se desvela hoy con el acuerdo que harán público populares y socialistas sobre la distribución de las respectivas áreas municipales. A la oposición del consistorio de Cullera pasan dos formaciones que gobernaban en la anterior legislatura APS-EU y UV, grupo en el que se ha quedado sólo el ex alcalde Carlos Moreno.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS