Entrevista:

"La poesía goza en Madrid de muy buena salud"

Editor, gestor cultural, poeta y escritor, Basilio Rodríguez Cañada es un polifacético extremeño afincado en Madrid desde hace muchos años, que reparte su tiempo entre su trabajo como subdirector del Colegio Mayor Nuestra Señora de África, la gestión cultural y su labor literaria.Está convencido de que para ser escritor, y sobre todo poeta, es necesario vivir intensamente la literatura. Evoca a Oscar Wilde cuando dice que ciertos autores "viven el poema que no han sabido escribir", y otros, en cambio, escriben el que no han sabido realizar.

Los entendidos en la materia dicen de Rodríguez Cañada que, cuando escribe, "rastrea bosque adentro abriéndose paso por la frondosidad de la palabras".

Después de Las adolescentes (1986), Acreedor de eternidades (1996), Afluentes de la memoria (1997) y La fuente de jade, de 1998, acaba de editar su quinto poemario, La llama azul, en el que recoge una antología de toda su obra poética.

Pregunta. ¿Cómo compatibiliza tantas tareas, aunque todas estén relacionadas?

Respuesta. Con sacrificio, pero con mucha ilusión. Luchamos para convertir nuestra pequeña editorial en referencia dentro del mundo de la poesía. Disfruto de mi trabajo como gestor cultural y procuro dedicar el poco tiempo restante a escribir.

P. La llama azul es una antología, pero ¿es también el final de su obra poética?

R. Evidentemente, no. Con esta antología trato de cerrar un ciclo poético formado por cinco libros y catorce años de mi vida. La selección aquí ofrecida implica una mirada actual que apuesta por la unidad en su evolución.

P. ¿Qué significa para usted la poesía?

R. Se trata de una enfermedad incurable. Es una búsqueda interna y externa. Es un sentir hondo y una forma de rebeldía. Llegué a ella por necesidad y he intentado escapar de sus redes, pero siempre termino volviendo a ella.

P. En La fuente de jade hace una profunda reflexion existencialista. Sin embargo, los temas poéticos están ya prediseñados.

R. La fuente de Jade fue un poemario amoroso que se recrea en la melancolía y gira en torno a un viaje solitario. En cuanto a los temas que aborda la poesía, suelen ser siempre los mismos: el amor o el desamor, la muerte y el viaje.

P. ¿De qué salud goza la poesía en Madrid?

R. Goza de muy buena salud. En estos momentos están surgiendo nuevos valores que auguran un futuro muy prometedor. Creo que hay que cuidar a los jóvenes, ellos son nuestra mejor inversión.

P. ¿Qué opina un poeta de las inclusiones de otras lenguas en nuestro idioma?

R. Yo creo que no viene mal. La mezcla de culturas es inevitable y ofrece un signo de universalidad que yo comparto. El mestizaje entre culturas es positivo, en cuanto a lo que a unión se refiere.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS