El Partido Popular pide que la Junta compense las pérdidas por sequía

La falta de lluvias en los últimos doce meses ha llevado a responsables políticos de todo signo a recordar las fuertes restricciones de agua que sufrió la región entre 1992 y 1995. Y también a rescatar del baúl del olvido promesas realizadas cuando más apretaba la sequía. La portavoz popular de Agricultura en el Parlamento, Carmen Martínez, se refirió ayer a que el PSOE, durante la campaña electoral de los comicios autonómicos (1996), se mostró partidario de incluir en los presupuestos andaluces partidas para compensar pérdidas económicas en los ciclos secos. "Ahora es el momento adecuado para hacerlo", reclamó la dirigente del PP. La propuesta de los populares andaluces es incluir 5.000 millones de pesetas en los presupuestos autonómicos del 2000 para compensar las pérdidas que ya registran la agricultura y la ganadería. El último cálculo de la Unión de Pequeños Agricultores situaba la merma de ingresos por la falta de lluvias en 376.000 millones este año. La cantidad reclamada por el PP sería, por tanto, claramente insuficiente, pero marcaría una nueva tendencia en los mecanismo de ayudas aprobados por el Ministerio de Agricultura y la Consejería de Agricultura. Hasta ahora, ambas administraciones rechazan hacerse cargo de los beneficios perdidos por la sequía y se han dedicado a financiar los intereses de los créditos y el adelantamiento de fondos comunitarios que solicitan agricultores y ganaderos. La parlamentaria del PP también pidió al Gobierno andaluz que amplíe esta financiación pública a los créditos y el adelantamiento de ayudas de la UE que pidan los propietarios de explotaciones de cultivos leñosos (vid, olivo) y no tan sólo los que afectan a cultivos herbáceos (como indicaba el decreto-sequía aprobado por el Gobierno central en junio). "Los daños en estos cultivos son también ya muy graves", argumentó Martínez, quien, en todo caso, reclamó a la Consejería que agilice el adelantamiento de las ayudas europeas "al 15 de octubre". Martínez culpó a la Junta del retraso en la construcción de pantanos en la cuenca del Guadalquivir y dijo que, probablemente, la Unión Europea dará luz verde a dos de los embalses proyectados (La Breña II, en Córdoba, y Melonares en Sevilla) en una reunión que tendrá lugar el próximo día 20 de septiembre. Ambas obras están a la espera de que las autoridades comunitarias validen la declaración de impacto ambiental realizada por las administracines españolas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS