La Generalitat estudia las consecuencias de la fusión entre Pryca y Continente

La Generalitat realizará un informe para estudiar las consecuencias de la fusión acordada por las cadenas Pryca y Continente. Según Jaume Angerri, director general de Comercio, "la fusión ha cambiado totalmente el panorama de la distribución en Cataluña y ha roto el equilibrio perfecto que se había conseguido para la competencia, con lo que ahora habrá que hacer un seguimiento muy estricto de cómo se desarrolla en Cataluña".

El objetivo de la Generalitat es ver hasta qué punto esta fusión puede distorsionar la competencia del sector de la distribución en Cataluña. Angerri explicó que el pasado martes ya hubo contactos con el Ministerio de Economía y Hacienda a iniciativa de la Generalitat para pactar una estrategia al respecto. En el caso de Cataluña, se acordó que la Administración catalana realizará este estudio. Una vez establecidos los resultados, se enviarán al Ministerio de Economía, que incluso podría solicitar que desde la Unión Europea se garantice el juego limpio en el sector. El estudio de la Dirección General de Comercio, integrada en el Departamento de Industria, que dirige el consejero Antoni Subirà, estará concluido en 15 días, y el director general de Comercio de la Generalitat espera poder reunirse con los responsables del Ministerio de Economía para discutir los resultados. La fusión, que da lugar a la firma Carrefour, supone que la nueva empresa resultante tendrá 13 grandes superficies en Cataluña: 4 provenientes de Continente y 9 de Pryca. A la espera de las conclusiones definitivas, el director general de Comercio señala que algunas zonas pueden verse especialmente afectadas. Es el caso de las ciudades de Badalona (con un Continente en esta ciudad y un Pryca en la cercana Sant Adrià), Tarragona (con dos Pryca, uno en Reus y otro en Tarragona) y Terrassa (que quedaría rodeada entre un Pryca y un Continente), en las que podría verse limitada la elección de los habitantes de esas zonas. Lo cierto es que la fusión de los dos gigantes franceses ha revolucionado radicalmente el mapa del sector en Cataluña. Antes de las vacaciones, el líder del sector catalán era la empresa Caprabo, de capital español, que con una facturación que se acercará en 1999 a 200.000 millones de pesetas controlaba el 14% del mercado, sólo tres puntos por encima de su siguiente competidor. En cambio, ahora, la nueva empresa surgida de la fusión entre Pryca y Continente es el nuevo líder con el 24% del mercado, según las primeras estimaciones. Le seguiría Caprabo y, a mucha distancia, el grupo Alcampo. Todo parece indicar que la batalla en los próximos meses por mantener el liderazgo del sector será muy dura. Caprabo ya ha adquirido 15 supermercados de la firma Covalco, siete de ellos en Girona, una provincia donde Carrefour no tiene ningún gran hipermercado. Pero será en el segmento de supermercados donde la competencia será más fuerte y la batalla más dura, en opinión de diversos expertos del sector, como Anthony Pralle, director de la firma Boston Consulting, especialista en distribución. El nuevo Carrefour tiene la marca Supeco y los antiguos Simago. Además, Cataluña cuenta con la declaración de intenciones de Mercadona, que ya ha anunciado un fuerte plan de expansión. El director general de Comercio argumenta: "El estudio de la Generalitat no podrá hacer nada sobre el giro que se ha dado en las posiciones y la gran diferencia que ahora separa al primer grupo en Cataluña del resto de competidores, pero vigilará para garantizar que todos los ciudadanos cuenten con suficiente libertad de elección al respecto de donde llevar a cabo sus compras." Otro aspecto que preocupa a la Generalitat es el impacto que la operación tendrá sobre la industria alimentaria, ya que la capacidad de compra de la nueva empresa será mucho mayor que la de cualquier operador comparable. Expertos del sector aseguran que antes de un año se verán los efectos que puede tener la fusión. Uno de ellos sería un recorte de precios, que según los expertos consultados podría ser de una media del 2%, ya que en la medida en que la compañía mejore sus costes podría aplicar una política de precios más agresiva.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS