Un sepulturero experto en arqueología romana

El enterrador del cementerio antiguo de Carabanchel es uno de los que más saben de la presencia romana en la zona. En los dos últimos años ha llegado a sacar hasta un total de 500 piezas de esta época cuando realizaba su trabajo y excavaba alguna tumba. Lo cuenta José María Sánchez Molledo, historiador y gran conocedor de la historia de este barrio, sobre el que ha escrito un libro que se remonta a la época de los romanos.Hace dos años, Sánchez Molledo se dirigió a don Joaquín, el enterrador: "Cada vez que encuentres algo raro, me lo entregas", le pidió este historiador. "Es la única persona que puede excavar sin permiso. A mí no se me permite hacer eso", añade Sánchez Molledo. Así han ido apareciendo monedas romanas y restos de cerámica.

Más información
Descubiertos nuevos restos del poblado romano de Carabanchel junto a una iglesia

Todas estas piezas, según asegura Sánchez Molledo, se han inventariado, se ha apuntado donde se descubrieron y se ha dejado constancia de ellas por escrito. "Luego las he entregado al Instituto Arqueológico Municipal junto con toda la documentación. Son restos de materiales que resultan muy importantes para documentar y datar esa época de la historia de Madrid", asegura este historiador.

En el libro que ha escrito, Sánchez Molledo da fe de varios de los hallazgos de material romano en Carabanchel, hallazgos que comienzan a finales del siglo pasado. Junto a los restos romanos se han descubierto también de épocas más antiguas y otros que corresponden al periodo visigodo y también a la Edad Media. Los restos romanos de Carabanchel, según Sánchez, se encuentran repartidos en varias instituciones y museos dedicados a la arqueología, aunque hay alguno que se ha perdido, como una cabeza de caballo hecha en bronce.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS