LA CRISIS DE TIMOR

Tropas sin casco azul

Intensas negociaciones proseguían ayer en la sede de Naciones Unidas para concretar el mando y la composición de la fuerza para Timor Oriental, sus reglas de actuación y sus relaciones con el Ejército indonesio. Jaime Gama, ministro de Exteriores de Portugal, dijo que la única condición exigible es que sea "fuerte y efectiva". Ali Alatas, ministro indonesio de Exteriores, señaló que Yakarta no pone condiciones, pero prefiere que, en vez de Australia, sean los países de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático los que ejerzan el protagonismo.

Aunque bendecida por el Consejo de Seguridad, la fuerza multinacional no tendrá la consideración de cascos azules de Naciones Unidas. Para que el Consejo pudiera actuar con toda rapidez, la fuerza dirigida por Australia no será financiada por la ONU, sino por los países participantes. No obstante, hay conversaciones para que en el futuro una fuerza de pacificación de la ONU pueda tomar el relevo del contingente multinacional.

Más información
La ONU autoriza el uso de la fuerza para restablecer el orden en Timor Oriental

Estados Unidos reiteró que aportará al contingente capitaneado por Australia "unos cientos de soldados", pero no para misiones de combate, sino para garantizar el buen funcionamiento de toda la logística.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS