Un viceministro griego muere en un extraño accidente aéreo

Expertos de Rumania y Grecia han iniciado una investigación para determinar la causa del accidente de aviación, que el martes por la noche costó la vida al viceministro griego, Yannis Kranidiotis, y otras cinco personas.El avión, un Falcon de fabricación francesa, perdió altura de forma brusca cuando se hallaba a 20 minutos del aeropuerto Otopeni, de Bucarest. Kranidiotis se dirigía a Rumania para participar en una conferencia internacional sobre los Balcanes.

Las primeras informaciones indican que el Falcon cayó en picado en un bache de aire. Algunas fuentes indican que la caída sucedió cuando el avión volaba a 7.000 metros de altura. Los pilotos lograron recuperar el control a sólo 1.000 metros del suelo.

La muerte del viceministro griego, la de su hijo de 20 años, un guardaespaldas, dos periodistas y una persona no identificada, se produjo al no llevar puestos los cinturones de seguridad. Uno de los siete supervivientes, el periodista Alfonsos Vitalis, fue claro en sus declaraciones: "El avión comenzó a caer de repente. Sucedió en pocos minutos. Yo llevaba puesto el cinturón. Otros, incluido Kranidiotis, estaban en ese momento de pie, charlando".

Nelu Pene, el responsable de la seguridad del aeropuerto rumano, fue el primero en subir a bordo tras el aterrizaje: "Había un montón de equipaje tirado. Cuando entré, vi cuerpos que yacían en posiciones extrañas; algunos tenían sangre".

Kranidiotis, de 52 años, había nacido en la parte griega de Chipre. Se le consideraba uno de los hombres con más peso político dentro del Partido Socialista (PASOK), y hombre clave en la reanudación de las conversaciones sobre el futuro de Chipre y del nuevo acercamiento diplomático a Turquía.

El portavoz del Gobierno griego, Dimitris Reppas, fue el primero en dar la noticia. Ayer, al confirmar los hechos, dijo que el avión perteneciente a la flota del Estado, había sido cuidadosamente revisado antes del vuelo. Se trata del mismo aparato que utilizó el primer ministro griego, Costas Simitis, cuando viajo en julio a la cumbre de Sarajevo.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS