Moscú utilizó parte del préstamo del FMI para favorecer a ciertos bancos

Puede que Rusia no haya robado ni lavado dinero del Fondo Monetario Internacional (FMI), pero de lo que no cabe duda es de que usó gran parte del crédito entregado en julio del año pasado en favorecer a un grupo de bancos, a los que vendió dólares directamente en Estados Unidos, sin llevarlos a Moscú y hacer las transacciones a través de la Bolsa Interbancaria capitalina. Se trata, como denuncia Yuri Skurátov, el fiscal general hoy suspendido, de nada menos que de 3.900 millones de dólares (unos 624.000 millones de pesetas) de los 4.800 dados por el FMI.La noticia la dio el Moscow Times, y ayer mismo fue confirmada a este corresponsal por Skurátov, desde su dacha (casa de campo) en las afueras de Moscú, durante una conversación teléfonica. Para la operación se usaron las cuentas correspondientes que diversas instituciones bancarias rusas tenían en el Bank of New York (BNY), el mismo que ahora está siendo investigado en relación con el escándalo de lavado de dinero de la mafia rusa a través de varias cuentas, en especial de la perteneciente a Benex. Se ha probado que en cinco meses pasaron por esa cuenta 4.200 millones de dólares, y en 18 meses, la suma total podría haber sido de 10.000 o incluso 15.000 millones.

El primer tramo del crédito de estabilización fue entregado a Rusia el 23 de julio del año pasado, y, como dice Skurátov, de esos 4.800 millones de dólares, 4.400 fueron vendidos entre esa fecha y el 17 de agosto, día en que se produjo la suspensión de pagos de la deuda exterior privada rusa y la devaluación del rublo. De esa suma, 3.900 millones fueron vendidos directamente a bancos rusos y extranjeros, sin pasar por la Bolsa Interbancaria de Divisas de Moscú; 471 millones se usaron para apoyar el tipo de cambio del rublo en dicha Bolsa y 100 millones para intervenir en otras bolsas. Los bancos favorecidos fueron 18, que se deshicieron de los bonos del Estado a corto plazo -que habían llegado a pagar el 200% de interés y cuyo desplome era inminente- y de los rublos así obtenidos comprando dólares.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS