El PP quiere derogar la ley de Datos, recurrida ante el Constitucional

NI denuncia que el nuevo texto reproduce los puntos esenciales pendientes de fallo

La Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados aprobó ayer el proyecto de ley de reforma de la ley de Protección de Datos de un modo singular. En lugar de modificar algunos preceptos de la vigente Ley Orgánica Reguladora del Tratamiento Automatizado de Datos (LORTAD) personales, la comisión, a propuesta del PP y con la conformidad del PSOE, aprobó ayer un texto nuevo completo que pretende derogar la LORTAD, pendiente de fallo en el Tribunal Constitucional. El diputado de Nueva Izquierda Diego López Garrido denunció que la futura nueva ley reproduce los aspectos esenciales de la LORTAD objeto de cuatro recursos de inconstitucionalidad, uno de ellos del propio PP. López Garrido, apoyado por el portavoz de Coalición Canaria, Luis Mardones, explicó que, entre otros, el Defensor del Pueblo y el propio PP recurrieron en 1993 aspectos de la LORTAD que vulneran la intimidad personal de los ciudadanos garantizada por la Constitución, incorporados ahora a la nueva ley. Entre esos puntos figura la posibilidad de cesión de datos personales de unas a otras Administraciones públicas sin consentimiento del ciudadano y la no información a los interesados cuando los datos recogidos afecten a la defensa nacional, a la seguridad pública, a la persecución de infracciones penales o administrativas o cuando facilitar tal información "impida o dificulte gravemente el cumplimiento de las funciones de control y verificación de las Administraciones Públicas".

"Eludir la sentencia"

El diputado López Garrido, que es también catedrático de Derecho Constitucional y letrado de las Cortes en excedencia, explicó a este periódico: "La estrategia parlamentaria, de difícil encaje reglamentario, de convertir en una ley nueva lo que era un proyecto de reforma parcial, creo que encubre algo más grave, el intento de eludir la sentencia del Tribunal Constitucional, que se producirá en los próximos meses y que es muy probable que sea adversa a la LORTAD".

El propósito de aprobar en diciembre la nueva ley, justificado por la necesidad de trasponer una directiva de la Unión Europea sobre protección de datos, "va a ser aprovechado, si el pleno del Congreso no lo impide, para obviar el fallo del Constitucional, que no tendrá ninguna eficacia sobre la nueva ley, a pesar de que en ella figuren preceptos idénticos a los que contiene la LORTAD recurrida, que se pretende derogar".

El PP ya intentó desde el poder retirar el recurso que había presentado en 1993, desde la oposición, pero en marzo de este año el Tribunal Constitucional se lo denegó, por no existir "ninguna circunstancia objetiva" que justificara la solicitud. de retirarlo. Por lo demás, el texto aprobado ayer por la Comisión Constitucional del Congreso incluye novedades positivas, como la inclusión de los archivos de datos personales manuales en la ley, junto a los ficheros informáticos, así como la gratuidad del acceso a la información sobre los datos propios, según resaltó la diputada del PP María Bernarda Barrios.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS