Entrevista:

"No tengo autoridad moral para negar a nadie una educación religiosa"

VIENE DE LA PÁGINA 4 Pregunta. ¿Apoya los recientes conciertos educativos con colegios de élite?

Respuesta. Queremos una educación en libertad y de calidad. Que los padres puedan elegir dónde deben estudiar sus hijos. Los conciertos no disminuyen ni una peseta el esfuerzo presupuestario para construir centros públicos. Pero yo soy incapaz de decirle a un padre dónde tiene que llevar a sus hijos, yo no soy quién para impedir que un padre sin recursos económicos lleve a su hijo a un centro privado. Creo que cuanto mayor sea el abanico mejor.

P. ¿Es justo subvencionar a empresas privadas mientras hay alumnos que estudian en barracones?

R. No hay barracones. Los colegios públicos se están haciendo. La LOGSE no es de ayer y el PSOE no hizo nada. Se está haciendo un esfuerzo espectacular. Pero la educación ya no es un negocio y yo no tengo autoridad moral para negar a un padre una educación religiosa para su hijo. Lo fundamental es que toda la oferta educativa esté al alcance de todos.

Más información
"Soy parte importante de un proyecto nacional"

P. ¿Ha denunciado el Consell al colegio María de Icíar?

R. Hemos reclamado la devolución de los fondos y hemos tomado las medidas para que en adelante no se puedan dar subvenciones si no se cumplen toda una serie de requisitos.

P. El hospital de Alzira, ¿es un experimento aislado?

R. Desde que funciona el hospital de Alzira la oposición está callada. Pero no haremos una red de hospitales como ése hasta comprobar cómo funciona. Primero veremos los resultados. Pero me niego a la parálisis, a no aportar ideas nuevas, a caer en el derrotismo.

P. ¿Le preocupa la denuncia por negligencia presentada por la familia de un fallecido en el hospital de Alzira?

R. Entiendo y respeto el drama humano que eso supone. Pero no querrá que contabilicemos las situaciones que se producen en hospitales públicos todos los días.

P. El AVE ¿puede convertirse en la particular N-III de Eduardo Zaplana?

R. No. ¿Qué he dicho yo desde hace dos años? Que me gustaría que el AVE estuviera políticamente despejado en la pasada legislatura y que las obras empiezan a principios de la actual. Hoy está despejada la financiación, hay un acuerdo de Consejo de Ministros que dice: hágase el AVE con ancho europeo y páguese por el GIF [ente Gestor de Infraestructuras Ferroviarias] íntegramente. Digan lo que digan, ahora sólo falta definir el trazado.

P. Y el tiempo del viaje...

R. El ministro de Fomento ha dicho que el tren llegará simultáneamente a Alicante, Castellón y Valencia. A Alicante y Valencia en 100 minutos y a Castellón en 15 minutos más. Se puede pedir más, pero eso es querer enredar.

P. Bono pide que el tren "pare y pase" por Cuenca y Albacete, ¿no pide un imposible?

R. Yo con Bono tengo un acuerdo y no haré nada por complicarle la vida. Yo del trazado no hablo, no he hablado nunca.

P. ¿No teme que Bono utilice el AVE como plataforma para enfrentarse a Aznar?

R. No tiene por qué. Bono es inteligente y ha sido generoso hasta ahora. Al margen de los debates provinciales ha sido respetuoso con los acuerdos y no tengo elementos de juicio para pensar que dejará de cumplirlos.

P. ¿Teme la intervención del Ministerio de Medio Ambiente?

R. No. No más que la intervención de diputaciones, ayuntamientos, particulares en el proceso de exposición pública.

P. ¿Qué piensa de una posible fusión de las cajas? ¿Es bueno tener un grupo financiero fuerte en la Comunidad Valenciana?

R. Uno o 17. Que se hagan los estudios pertinentes y yo apoyaré lo que sea mejor para la Comunidad Valenciana.

P. ¿Están muy implicadas las cajas en proyectos institucionales?

R. Sólo en Terra Mítica, que es un proyecto en el que se reducirá al mínimo la presencia de la Generalitat porque yo espero que sea muy rentable y estoy seguro de que las cajas podrán vender su participación cuando quieran. Lo que no se puede hacer es decir que Terra Mítica será un proyecto ruinoso y, a la vez, denunciar que algunos van a tener grandes beneficios.

P. El consejero de Empleo sostiene que cuando sube el paro es culpa de los empresarios y cuando baja es gracias al Consell...

R. Los que hacen el ridículo son los que se quejan de que en agosto suba el paro, como todos los años. El consejero no lo dijo, pero se refería a los problemas de la economía sumergida. La estabilidad económica y una adecuada política fiscal permitirán corregir esa situación. Nuestros datos de empleo no pueden ser mejores y todos lo reconocen. Si lo dijera Pujol sería portada del New York Times y aquí eso no pasa...

P. ¿Por qué?

R. Porque no estamos en la situación parlamentaria en la que está Pujol, que consigue que los casos más intrascendentes tengan eco. Una comunidad tranquila no es noticia, pero eso es casi mejor. Nosotros a nuestro camino, que cuando otros quieran darse cuenta a lo mejor llevamos algunas cabezas de ventaja

P. Jesús Sánchez Carrascosa comentó en agosto que ocuparía un alto cargo, ¿se le pasó por la cabeza nombrarle?

R. A mí no me lo ha comentado. Es un buen amigo mío y supongo que me lo habría dicho.

P. ¿Le preocupa la deuda de la Generalitat?

R. No. Es la deuda por habitante más baja entre las comunidades autónomas. Si no me hubiera encontrado el desastre que me encontré no tendríamos esa deuda. Un problema que tenemos que resolver es que las transferencias se hicieron mal.

P. ¿Cúal es la situación financiera de la Consejería de Sanidad?

R. Hay un problema arrastrado. La gente parece no darse cuenta de que cuando se construye un hospital no se paga sólo el edificio, sino que luego se consolidan los gastos corrientes y de funcionamiento.

P. El aumento del gasto farmacéutico, ¿es imparable?

R. Hemos recortado el crecimiento como ninguna otra comunidad gracias a las campañas de genéricos. Pero lo que no se puede hacer es pedir que se recorte el gasto y exigir que se aumente la cobertura. Lo único que podemos hacer es intentar concienciar a los ciudadanos del problema.

P. Ràdio Televisió Valenciana también pierde, ¿cuál es su futuro?

R. Yo tenía un programa claro en 1995 que no pude aplicar porque Unión Valenciana se oponía. La idea es ceder la gestión pero mantener el objeto fundacional de la televisión pública. Hemos creado una comisión en las Cortes en la que espero oír alguna alternativa y, si es buena, negociarla.

P. ¿Le preocupa la querella presentada contra la dirección de RTVV?

R. Me parece un disparate judicializar la vida política. La querella es producto de una forma crispada de hacer oposición.

P. ¿Por qué sigue pendiente el nombramiento del nuevo director general?

R. ¿Pero no hay un director general? ¿Hay que confirmarlo?

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS