Santana, destituido como capitán del equipo español de Copa Davis

La etapa de Manuel Santana como capitán del equipo español de Copa Davis ha concluido. Cogió las riendas del equipo en 1995, cuando España debía dilucidar su permanencia en el Grupo Mundial en México. Allí se perdió, pero Santana siguió. Hasta ayer, día en que Agustí Pujol, presidente de la Federación Española de Tenis, le destituyó. La responsabilidad recaerá en un equipo de cuatro técnicos.

Santana se llevó una auténtica sorpresa. Llegó a Barcelona para planificar la próxima temporada del equipo español, y se encontró con un nuevo proyecto en el que él no entraba. Pujol había estado manteniendo conversaciones con jugadores y técnicos, y había llegado ya a una conclusión, que no había ni siquiera comentado con Santana."La idea", explicó Pujol, "es crear un gran proyecto, al que llamamos Copa Davis 2000. Y hoy le he comunicado a Santana que no entraba en estos planes". El ya ex capitán se quedó perplejo. "Sí", reconoce Pujol, "fue duro y tuvo una reacción de claro disgusto. Dijo que prefería no acudir a la conferencia de prensa, para poder meditar sobre la situación".

El nuevo capitán de Copa Davis no será una sola persona. Serán cuatro. Será un equipo en el que estarán tres técnicos de los jugadores y un técnico de la federación. En otras palabras, serán Javier Duarte (técnico de Corretja), Josep Perlas (de Moyà), Jordi Vilaró (de Mantilla), y Juan Avendaño, ex capitán de Copa Davis y director del grupo de alto rendimiento de la RFET.

"Creo que será la mejor solución", prosiguió Pujol. "Lo ocurrido en la eliminatoria de Nueva Zelanda [Corretja, Moyà y Costa no jugaron por diversas razones y se sintieron suplantados y traicionados por Santana, que les había prometido explicar sus razones] dejó secuelas. Es evidente que había discrepancias entre jugadores y capitán y que había que reconducir la situación para ilusionar a todo el colectivo del tenis. Además existía ya un problema generacional". Pujol se reafirmó en su creencia de que ésta es la mejor solución en un año en que España disputará , probablemente, todas las eliminatorias en casa. "Los principales jugadores están de acuerdo en ello".

Santana tenía un año más de contrato y, por tanto, recibirá los seis millones de pesetas establecidos en la cláusula de rescisión. El nuevo equipo capitán se repartirá un sueldo que rondará los 15 millones de pesetas y tendrá incentivos por los resultados que se obtengan. Los cuatro técnicos trabajarán conjuntamente (Avendaño tendrá una función de relaciones públicas) y nombrarán un capitán para cada eliminatoria.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS