Denuncia contra Pinochet, Videla y Stroessner en Argentina

Los ex dictadores Jorge Videla (Argentina), Augusto Pinochet (Chile) y Alfredo Stroessner (Paraguay) fueron denunciados ayer ante la justicia boanerense por delitos contra la humanidad cometidos en este país en el marco de la Operación Cóndor. La denuncia, presentada por familiares de ciudadanos argentinos, uruguayos, chilenos y paraguayos desaparecidos en este país durante la dictadura (1976-83), involucra en total a 16 militares suramericanos, quienes integraron el Plan Cóndor, un mecanismo de coordinación represiva entre los regímenes de la región en las décadas de los setenta y ochenta.Alberto Pedroncini, uno de los abogados de los denunciantes, dijo a la prensa que se imputa "a jefes militares de aquí [Argentina] y a extranjeros por hechos que se cometieron en nuestro país, donde estaba la mayor comunidad de perseguidos" políticos. La denuncia será investigada por el juez federal Adolfo Bagnasco -elegido por sorteo y el mismo que ordenó las detenciones y los procesamientos de Videla, Emilio Massera y otros ex jefes militares locales por el robo de hijos de desaparecidos nacidos en cautiverio durante la dictadura-.

El juez español Baltasar Garzón, que también investiga la Operación Cóndor, emitió la semana pasada una orden de captura internacional contra 98 ex represores argentinos, incluidos Videla y Massera, quienes cumplen arresto en sus domicilios en Argentina por ser mayores de 70 años. Stroessner, a su vez, está exiliado en Brasil desde 1989, cuando cayó el régimen que encabezó durante más de tres décadas.

Cosas claras

Pedroncini dijo ayer que "hay una confusión por la jurisdicción de los tribunales extranjeros para investigar estos delitos. Y hay una reacción chovinista por el tema Garzón, pero en este caso las cosas están claras: imputamos a jefes de aquí y extranjeros por hechos que se cometieron en nuestro país".El presidente Carlos Menem, quien dejará el Gobierno argentino el 10 de diciembre, ha negado toda colaboración con Garzón, en rechazo a la llamada extraterritorialidad para juzgar delitos contra la humanidad, una postura que coincide con la del Gobierno de Chile. Al respecto, Pedroncini afirmó que "los militares extranjeros [denunciados en la querella promovida ayer] están comprendidos en la imputación por delitos cometidos en territorio argentino, de los cuales son al menos partícipes necesarios".

Los familiares de los desaparecidos pidieron el inicio de un proceso contra los 16 militares por el delito de "privación ilegal de la libertad calificada". Además de Videla, Pinochet y Stroessner, también fueron denunciados los los militares argentinos Guillermo Suárez Mason y Eduardo Harguindeguy; los chilenos Manuel Contreras y Pedro Espinoza; los uruguayos Julio Vadora, Guillermo Ramírez, José Nino Gavazzo, Manuel Cordero, Jorge Silveira y el policía Hugo Campos Hermida; y los paraguayos Francisco Brites, Benito Guanes y Pastor Coronel. |

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS