El problema del éxtasis

Hay casi 30 millones de consumidores de drogas sintéticas en todo el mundo, frente a los 14 millones de cocainómanos y a los 8 millones de heroinómanos. Se trata de cifras aproximadas, que la ONU utiliza más para la evaluación del problema que para su medición efectiva. (...) En los países más ricos (...) se han dado algunos pasos y los datos sobre el consumo de sustancias que alteran gravemente el estado de consciencia son más creíbles. Por lo que se refiere a los derivados de las anfetaminas, y el éxtasis lo es, (...) su consumo ha crecido rápidamente en la primera mitad de los años noventa. (...) Europa es el mayor productor de drogas sintéticas, que invaden incluso los mercados de los países en vías de desarrollo. (...) En la mayor parte de Europa, el aumento del consumo de este tipo de drogas ha sido más fuerte que el del cannabis, pero en los tres últimos años el mercado se ha estabilizado. (...)Los datos conocidos invitan a la cautela, tanto para considerar seguro que esté más extendido el consumo de estas drogas que el de las tradicionales como para proponer medidas liberalizadoras de su consumo. (...) La experiencia europea respecto al abuso de los derivados de anfetaminas y la alarma existente ahora en Italia deben servir de punto de partida para la puesta a punto de estrategias para reducir el consumo. Estrategias que representan el pilar principal de la nueva política mundial aprobada por la ONU el año pasado: la reducción del consumo de todo tipo de drogas en el próximo decenio.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS