Temor entre los exportadores a una prolongación del cierre fronterizo

Los productores y exportadores españoles de frutas y hortalizas temen que el bloqueo de las fronteras en Francia pueda provocar en las próximas horas un exceso de oferta y, en consecuencia, el hundimiento de los precios en todos los mercados. Hasta el momento no se han producido pérdidas en el sector ya que se ha mantenido tanto la actividad de recolección como de exportación. Sin embargo, se considera que los daños serán graves si el cierre de fronteras se prolonga más de 24 horas.

Según la Federación de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex), enero es uno de los meses más fuertes en el comercio exterior de frutas y hortalizas. Hace dos campañas, las ventas en este periodo fueron de 1,05 millones de toneladas y este año se espera llegar al millón.

Más información
Los transportistas franceses bloquean las fronteras y paralizan cientos de camiones
Intereses españoles

Las exportaciones más importantes son ahora las de unas 20.000 toneladas de cítricos por día, a las que se suman las de pepinos, pimientos, lechugas y tomates, envíos que en su mayor parte se colocan en Alemania, Reino Unido, Bélgica y Francia. Las zonas productoras más afectadas son Almería, Murcia, Alicante y Valencia.

El director general de Fepex, José María Pozancos, dijo que "la exportación de frutas y hortalizas en esta fechas supone la actividad diaria de unos 2.000 camiones con un volumen de mercancía durante todo el mes valorada en unos 120.000 millones de pesetas".

En esta época del año, practicamente el 100% de las exportaciones españolas de frutas y hortalizas van hacia la UE y todos los envíos se hacen por carretera. El valor de los productos hortofrutícolas que se exportan a diario suponen unos 6.000 millones de pesetas. De acuerdo con las disposiciones actuales, Francia paga la mercancía que se haya deteriorado siempre que se justifique la pérdida de la misma.

Vías alternativas

Los exportadores españoles de cítricos buscan ya transportes alternativos al de carretera, como el barco o el tren, para poder seguir manteniendo el nivel de exportación de naranjas y limones a Europa. Actualmente, España envía a Europa cada mes medio millón de toneladas de cítricos (limones, naranjas y mandarinas), de los cuales el 90% sale del país por carretera.

Por parte de las organizaciones agrarias Asaja, COAG Y UPA se ha hecho un llamamiento a las autoridades comunitarais para que se garantice la libre circulación de mercancías, mucho más cuando se trata de productos perecederos. Por esta razón se reclama la apertura de un corredor que permita el paso de estos camiones hasta sus puntos de destino.

A raíz de los conflictos de este tipo en años precedentes en Francia, Bruselas instauró un sistema rápido de información para ayudar a los exportadores y transportistas que, de momento, no ha funcionado.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS