Sólo EH e IU rechazan la propuesta de Rabanera para ampliar los altos cargos

Ramón Rabanera tiene el camino despejado para poder sacar adelante su propuesta de ampliar el número de altos cargos en la Diputación de Álava. Sólo Euskal Herritarrok e Izquierda Unida se oponen al proyecto, pero carecen de fuerza para impedir que salga adelante. El PNV asegura que, en principio, no tiene "interés en obstaculizarlo" y el PSE, el otro partido con capacidad para desequilibrar la votación, ha presentado una enmienda parcial, de modo que, como mal menor, el PP podría crear cuatro nuevos altos cargos en vez de los seis que pretendía.El proyecto se envió a los grupos junteros el 30 de diciembre y se está tramitando por la vía de urgencia. En él se propone aumentar en un 20% el número de altos cargos y personal de confianza en la Diputación, es decir, que pase de tener 29 a 35. Los puestos de nueva creación serían dos directores, dos asesores y otros dos secretarios, que en conjunto cupondría un gasto adicional de 50 millones de pesetas anuales. Con ellos, el gobierno foral quiere adecuar el organigrama de la Diputación al reciente aumento de departamentos (de ocho a nueve).

En principio, su pretensión no tiene grandes opositores. El primer grupo de la oposición, el PNV, no ha presentado enmiendas. "Nuestra posición es de no oponernos. Pero no hemos decidido aún el voto", explicó ayer el juntero nacionalista Mikel Martínez. La postura de los socialistas también es positiva. En su enmienda entienden que la inclusión de dos directores y dos secretarios "está justificada", pero no la de los asesores. "Por eso pedimos que se supriman", comentó ayer Juan Carlos Prieto. Así pues, en caso de que los nacionalistas se opongan finalmente al proyecto, el PP y su socio de gobierno, Unidad Alavesa, podrán contar con el sí de los socialistas, aunque suponga la reducción de dos altos cargos.

La única oposición a la propuesta del gobierno foral llega de dos partidos minoritarios, EH e IU. La formación radical ya ha presentado una enmienda a la totalidad e Izquierda Unida lo hará en breve.

"Intercambio de favores"

En la justificación de su rechazo, los dos grupos entienden que esta operación forma parte de un "intercambio de favores" por el que el PP obtiene ahora la creación de seis nuevos altos cargos a cambio de la reciente aprobación de que un grupo de junteros y miembros de la Mesa de las Juntas cobren sueldos por un valor total de 100 millones de pesetas.

Los dos grupos de la oposición recuerdan que la propuesta sobre altos cargos "se contradice con lo que el propio PP defendió y denunció en otras ocasiones, al oponerse al cobro de cesantías".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS