GENTE

- CAFÉ PARA PERROS Y SUS DUEÑOS

Cuando el criadero de cerdos que poseía en Arlöv, en la comuna de Malmö, al sur de Suecia, dejó de ser rentable, la pareja compuesta por Uno y Znibban Törringer decidió emprender, en el mismo lugar, un negocio bastante más original: abrir un café donde los perros y sus dueños pudieran reunirse para relajarse del estrés. Los primeros, disfrutando de las golosinas que la industria fabrica para "los amigos del hombre", y los segundos, del clásico café o té con galletas. Znibban explicó al diario de Malmö Sydsvenska Dagbladet, que documentó la inauguración del café con un amplio reportaje ilustrado donde puede verse a los perros tranquilos y muy a gusto, que el proyecto se ha basado en la experiencia de que el mal carácter de éstos es causado, en la mayoría de los casos, por el estrés de sus dueños. "Con nosotros colaboran etólogos , intérpretes del lenguaje de éstos y fisioterapeutas", dice, con orgullo, Znibban. Sobre la importancia de saber interpretar el lenguaje de los animales, Znibban también se expresa convencida. "Hay múltiples signos de cómo, por ejemplo, los perros, a través del lenguaje corporal, movimientos de las orejas, de las comisuras, hablan con su entorno". Y en apoyo de sus afirmaciones cuenta el caso de un vecino cuyo caballo sufría de pesadillas nocturnas en las que parecía que se ahogaba. Conversó con el antiguo propietario del animal, quien le confirmó que, efectivamente, éste había estado a punto de ahogarse en un pozo de estiércol.- RICARDO MORENO, Malmö

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS