Un inmigrante denuncia por agresión a un vigilante del centro de salud de El Ejido

, Abdelhamid Hamichi, un inmigrante marroquí que reside desde hace poco más de un año en El Ejido (Almería), ha denunciado ante la Policía que el pasado día 11 fue agredido por un guardia de seguridad del centro de salud de ese municipio cuando acudía a que le cambiaran un vendaje, tras haber sido operado días atrás de un neumotórax. Hamichi, de 26 años, tuvo que permanecer ingresado seis días en el Hospital de Poniente ya que los golpes afectaron a la herida que tiene en el costado izquierdo. El director del distrito sanitario Poniente-Roquetas, José Mario Ávila, aseguró ayer que no tenía constancia del caso y manifestó que investigará la denuncia.Según explicó el inmigrante a la policía, "cuando se encontraba en la sala de espera para ser atendido se dirigió hacia él un vigilante del citado centro quien, tras preguntarle el motivo de su estancia, le dijo "fuera de aquí" y acto seguido lo cogió por el pecho y con la porra lo golpeó en distintas partes del cuerpo e incluso en la herida que tenía que ser curada".

Tras cursar la denuncia, la policía lo trasladó al Hospital de Poniente, donde quedó ingresado hasta el 17 de enero. El denunciante explicó ayer que tuvo que ser trasladado por la policía a este hospital ya que, mientras se encontraba en la comisaría exponiendo los hechos, no pudo aguantar el dolor y se desvaneció.

Miguel Pérez Hita, director de servicio de la empresa de seguridad Control, a la que pertenece el vigilante jurado denunciado, reconoció ayer que tenía conocimiento del incidente, pero ofrece una versión diferente. "Lo que ocurrió fue que el servicio de urgencias del centro avisó al vigilante de que había una persona con una actitud agresiva a la que se había comunicado que la cura que pedía no correspondía al servicio de urgencias. El vigilante acudió para tratar de solucionar la situación, pero esa persona siguió manteniendo su actitud agresiva e insultó incluso personalmente al vigilante. Aunque en ningún momento hubo agresión por parte del vigilante", explicó ayer Miguel Pérez, quien se extrañó de que se hubiera presentado una denuncia.

Abdelhamid Hamichi llegó a España hace unos dos años y medio y tiene su documentación en regla. Antes de llegar a El Ejido, donde vive con dos españoles y otros dos ciudadanos marroquíes, estuvo aproximadamente un año y medio en Lucena (Córdoba), trabajando como carpintero.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS