Una historia triunfal

El Globe se exhibe con renovada confianza. El teatro original del bardo de Stratford, con sus vigas de madera, paredes de caliza y techumbre de paja, cuenta desde este mes con un imaginativo preámbulo. Un exposición permanente que recrea con medios tradicionales, audiovisuales e interactivos la actividad dramática de la era isabelina. Presentada como el "espacio más grande dedicado al Hombre del Milenio", el propio Shakespeare, la muestra exhibe ropajes, instrumentos musicales y textos valiosos. Talleres de confección e imprenta, así como múltiples pantallas informáticas permiten al espectador entrar en contacto directo con la mecánica de una producción dramática: desde la declamación de versos shakespearianos hasta la composición de piezas musicales o la lectura en inglés contemporáneo de las obras del maestro de Stratford.

Más información
Vanessa Redgrave debuta en El Globe como Próspero

En el centro, un amplio espacio despejado salvo por un roble artificial y un escenario, los artesanos del Globe hacen demostraciones de las técnicas vigentes en la época de Shakespeare, que se aplicaron con severa exactitud en la construcción del propio teatro. El Underglobe, título de la exposición, ha costado 1.700 millones de pesetas, y con lo que se recaude se ayudará a financiar un nuevo centro de educación, una biblioteca especializada y la réplica de un teatro isabelino diseñado por Inigo Jones.

La muestra difícilmente eclipsará la joya de este complejo cultural que se levanta frente a la catedral de San Paul, en la orilla sur del Támesis. En su cuarto año de andadura, el Globe presenta, además de La tempestad, Hamlet, con Mark Rylance, director del teatro, en el rol estelar, desde mayo a septiembre.

A pesar de las precarias condiciones -600 localidades son de pie y al aire libre-, mientras que un número similar se sienta en bancos de madera, unas 200.000 personas siguieron las obras de la temporada anterior dejando unos beneficios de 215 millones de pesetas.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS