La empresa Ford regala ordenadores a sus 350.000 empleados

Con la oferta de un ordenador personal y acceso ilimitado y barato a Internet para cada uno de sus 350.000 empleados en todo el mundo, Ford Motor Co. refuerza su compromiso de convertirse en el líder del sector del automóvil en relación con el comercio electrónico. La compañía, con sede en Dearborn, Michigan (EEUU), anunció el jueves pasado que va a proporcionar a sus empleados ordenadores de mesa, impresoras en color y acceso ilimitado a Internet a cambio de una tarifa mensual simbólica. Se trata de una acción sin precedentes en una gran empresa industrial, una medida que, según se ha calculado, costará a Ford alrededor de 300 millones de dólares (51.000 millones de pesetas) durante los tres próximos años. "No vamos a dejar fuera a nadie", declaró el consejero delegado de Ford, Jacques Nasser. En Estados Unidos, los empleados de Ford pagarán cinco dólares mensuales por todo el paquete. En otros países, la tarifa mensual se ajustará con arreglo a los ingresos familiares y el nivel de vida.

Hewlett-Packard Corp. suministrará los ordenadores e impresoras y UUnet Technologies Inc., subsidiaria de MCI Worldcom Inc., proveerá el acceso a Internet. También participa Peo-plePC Inc., de San Francisco, que proporcionará asistencia técnica durante las 24 horas del día.

El programa es el resultado de un acuerdo firmado el año pasado entre Ford y el sindicato estadounidense de trabajadores del automóvil. Según The Associated Press, Harley Shaiken, profesor de relaciones laborales y especialista en el Sindicato del Automóvil en la Universidad de Berkeley, California, ha dicho que no conoce ninguna otra empresa con trabajadores afiliados al sindicato que ofrezca este tipo de acuerdo ni a la misma escala que Ford va a proporcionar a sus empleados. A partir de ahora, dice Shaiken, "se ha sentado el precedente, y éste es un sector industrial en el que el precedente es importante. A General Motors y DaimlerChrysler les va a ser difícil negarse."

'Conocer al cliente'

Los responsables de Ford no han querido revelar el coste para la empresa, pero Nasser ha asegurado que la inversión merece la pena. "Este programa contribuirá a que Ford Motor Co. y nuestro equipo mundial permanezcan en la vanguardia de la tecnología y los conocimientos necesarios para el negocio de las comunicaciones electrónicas", dijo desde Detroit.

"Estamos empeñados en comprender cómo piensan y actúan los consumidores para poder servirles mejor", añadió. "El hecho de que nuestros empleados tengan un ordenador con acceso a Internet en casa acelerará el desarrollo de esos conocimientos, suministrará información accesible a todas nuestras áreas y permitirá racionalizar y hacer más eficaces nuestros procesos".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS