Nacionalistas de Valencia y Mallorca piden a CDC que sea su voz en Madrid

Los nacionalistas catalanes, mallorquines y valencianos no están dispuestos a ceder espacio político al Partido Popular a pesar de la incorporación de dos ministros catalanes y un mallorquín al nuevo Gobierno presidido por José María Aznar. Para evitarlo, representantes de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), el Partit Socialista de Mallorca (PSM) y el Bloc Nacionalista Valencià (BNV) se reunieron ayer en Solsona, en el marco de la Trobada Nacionalista que se celebra este fin de semana, y acordaron abrir nuevas líneas de diálogo con el objetivo de aunar esfuerzos en una legislatura que se presenta difícil para las reivindicaciones nacionalistas. Como parte de esta estrategia, los representantes de CDC, BNV y el PSM, así como de Unitat Catalana (UC), de Perpiñán, la formación nacionalista de la Cataluña francesa, decidieron pedir a la dirección de CDC que encargue a uno de sus diputados en el Congreso la responsabilidad de presentar ante la Cámara baja las demandas que procedan de sus correligionarios nacionalistas de Baleares y la Comunidad Valenciana.

El secretario de organización de CDC, Lluís Maria Corominas, admitió que la permanencia en el Ejecutivo de Josep Piqué y las incorporaciones de Anna Birulés y Jaume Matas responden a una estrategia calculada del PP para "ocupar" el espacio político de los partidos nacionalistas catalanes y mallorquines.

En la cúpula de CDC existe el temor de que el nombramiento de Birulés como ministra de Ciencia y Tecnología pueda provocar un efecto similar al de la incorporación de Josep Piqué al PP, que supuso un fuerte tirón electoral de este partido en Cataluña en las últimas elecciones generales.

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS