Gates: "La partición de Microsoft dañará a accionistas y consumidores" El dueño de Windows deja de ser el hombre más rico del mundo

Bill Gates, que ya no cuenta con el mayor patrimonio accionarial del mundo, cree que la partición en dos de Microsoft solicitada por la justicia de EEUU dañará a los accionistas de su compañía, a los consumidores y a la innovación tecnológica. Los autores de la "arbitraria" propuesta, según Gates, "no entienden nada del negocio informático", y afirma estar dispuesto a una larga batalla legal para impedir la división del imperio Windows.

El Bill Gates que, en la noche del viernes, madrugada de ayer en España, mantuvo una actitud desafiante frente a la petición fiscal efectuada el viernes por el Departamento de Justicia está pagando un alto precio por las turbulencias legales que atraviesa Microsoft. La caída de las cotizaciones en Bolsa de su empresa le ha supuesto a Gates en el mes de abril una pérdida en su fortuna personal de unos 27.100 millones de dólares. En ese mismo periodo, los movimientos bursátiles han incrementado en 1.300 millones de dólares (un dólar equivale a 183 pesetas) la riqueza de Larry Ellison, presidente de Oracle, el gran fabricante de programas informáticos para bases de datos.Desde el viernes, el paquete de acciones de Ellison en Oracle es más rico que el de su rival personal y profesional, Gates, en Microsoft. Los 662 millones de acciones de Ellison en su compañía estaban valorados al cierre de Wall Street en 53.000 millones de dólares. Los 741 millones de acciones de Gates en Microsoft valían, siempre según el cierre del viernes en Wall Street, 51.000 millones de dólares. No obstante, Gates sigue aventajando en fortuna total a Ellison, ya que, según la revista Forbes, posee unos 10.000 millones de dólares en propiedades y acciones fuera de Microsoft. Por su parte, Ellison dispone de 200 millones de dólares al margen de Oracle.

El valor de mercado de Microsoft ha caído en 190.000 millones de dólares, un 34%, desde el 31 de marzo. En ese periodo, el valor de mercado de Oracle ha ganado 5.300 millones de dólares, un 2%. Oracle es el mayor proveedor mundial de software para bases de datos. La explosión de Internet está siendo agua de mayo para los negocios de la empresa de Ellison. La mayoría de las empresas del californiano Silicom Valley aplaudían ayer la petición gubernamental de división de Microsoft. "Los consumidores se beneficiarán, como lo hicieron tras la ruptura de la compañía telefónica AT&T", declaró Mitchell Kertzman, presidente de Liberate Technologies. Kertzman y muchos de sus colegas señalaban que el primer ganador de una eventual división de Microsoft será Linux, el sistema operativo alternativo a Windows.

"Linux ya está en pista para derrotar a Microsoft", declaró Larry Agustín, su director ejecutivo. La actitud del Departamento de Justicia, apoyada por 17 de los 19 Estados que participan en la demanda por monopolio contra Microsoft, es la más dura que puede hacerse en este terreno. No había ocurrido nada semejante desde la disgregación, en 1982, de AT&T en las compañías telefónicas llamadas Baby Bells. Tanto la empresa madre como las Baby Bells salieron muy bien del paso. Pero Gates teme lo peor en el caso de su empresa. "Microsoft resultaría seriamente dañada por este tipo de ruptura", dice. Algunas voces en Silicom Valley comparten esa opinión. "El remedio propuesto por Justicia es muy radical, puede ser peor que la enfermedad", según Promod Haque, de la firma financiera Nortwest Ventura Partners.

El caso está lejos de su final. Microsoft tiene que responder a la petición de la parte demandante antes del 10 de mayo y luego Justicia replicará a las ideas de la empresa. El juez Thomas Penfield Jackson celebrará una audiencia con todas las partes el 24 de mayo. Aunque hay un acuerdo general para resolver el caso por la vía rápida, Jackson puede ampliar el calendario dada su complejidad. Si Jackson, favorable a las tesis de Justicia en este asunto, opta por la partición, Gates, según ha adelantado, apelará. El Tribunal Supremo tendrá que intervenir.

Gates afirmó en la noche del viernes que la participación perjudicará a los bolsillos de los accionistas de Microsoft. Steve Ballmer, su mano derecha, añadió: "Este tipo de propuestas dañarían la capacidad de innovar de Microsoft y de aportar a los hogares y a los negocios instrumentos para reforzar Internet". Ballmer pidió que "todos los norteamericanos reflexionen sobre las consecuencias económicas y tecnológicas" de una "ruptura draconiana" de Microsoft.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS