Las bases del partido de Aberchan votan que CpM abandone la Asamblea

Melilla Coalición por Melilla (CpM), el partido musulmán que gobierna esta ciudad autónoma desde el 3 de julio de 1999, decidió anoche retirar indefinidamente sus cinco diputados de la Asamblea regional a partir del próximo lunes. Ese día se votará una moción de censura que, presumiblemente, terminará con la presidencia de Mustafa Hamed Aberchan. El delegado del Gobierno, Arturo Esteban, advirtió ayer de que "caerá el peso de la ley" sobre quienes alteren el orden en la manifestación que CpM ha convocado para hoy contra esta censura, que la formación de Aberchan califica de "racista y xenófoba".

Mustafa Hamed, conocido por su patronímico de Aberchan (que en lengua cherja quiere decir "negro"), consiguió anoche el apoyo de las bases de su partido a su idea de ausentarse indefinidamente de la Asamblea de Melilla. Los más probable es que los cinco diputados del CpM ni siquieran acudan ya al pleno del lunes. La propuesta unánime de los 26 miembros de la ejecutiva de CpM fue aprobada por 390 votos a favor, 11 en contra y dos abstenciones. En el Palacio de Congresos de Melilla, en el que Aberchan sólo apareció al final, se explicó que PP (5 diputados), PSOE (2) y Unión del Pueblo de Melilla (3) han pactado "echar a Aberchan por sus apellidos". "Dicen que es un mal gestor, pero le ofrecen entrar en el próximo Gobierno, aunque no como presidente", agumentó el portavoz Hassan Mohatar. Hoy se decidirá si los diputados de CpM (cinco en una Asamblea de 25) asisten siquiera al pleno de lunes. Lo más probable es que no lo hagan. En todo caso, los dirigentes de CpM garantizan que la moción se votará y que "se respetará la voluntad de la mayoría".

Aberchan declaró que van "a llevar al juzgado las descalificaciones racistas" de las que sido objeto en el último año. Incluso no descarta una reclamación ante un tribunal internacional. El portavoz de su Gobierno y consejero de Economía, el independiente José Megías, resaltó que la elección del 17 de julio como fecha de la moción de censura, día del alzamiento en Melilla en 1936, "no es una coincidencia". Megías abundó en la teoría de que la moción "romperá la convivencia pacífica en la ciudad".

Para esta tarde, a las 19.00, está convocada una manifestación de CpM contra lo que considera motivaciones "racistas y xenófobas" de la moción de censura. El delegado del Gobierno central, Arturo Esteban, ha advertido de que garantizará "el derecho de todos a vivir en libertad, paz y convivencia, tanto de quienes acudan a la manifestación como de quienes quieran trabajar, abrir su negocio o tener un día de playa o de asueto". Para el lunes, día en que está convocada la moción, "no habrá un dispositivo especial", pero "se garantizará el derecho de los diputados a ejercer su voto: van a entrar y van a salir", agregó Esteban.

Los partidos firmantes de la moción han replicado a las acusaciones lanzadas el martes pasado por Aberchan en su conferencia de prensa en Madrid. Tanto el PP como el PSOE y UPM niegan que se trate de una operación para evitar que la ciudad tenga un alcalde-presidente musulmán. Juan José Imbroda, líder del partido localista UPM y candidato a presidente en esta moción, afirmó que esta iniciativa "no va contra su origen étnico, sino contra su incompetencia. En su soberbia no puede entender que se equivoque". Imbroda, antiguo dirigente local de la UCD, insistió en que "el lunes se acabará la inestabilidad en Melilla", y agregó que "PP y PSOE están de acuerdo en traer inversiones y generar confianza".

El reparto previsto para el nuevo Gobierno es de una vicepresidencia y cuatro consejerías para el PP, otra vicepresidencia y dos consejerías para el PSOE, una cartera para UPM y otra para uno de los dos antiguos diputados del GIL que se pasaron al Grupo Mixto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS