TENIS Semifinales de la Copa Davis

"El último punto es el que más cuesta", dice el capitán español

"Con 2-0, la eliminatoria aún no está ganada. Hay que sumar otro punto, y el último siempre es el que más cuesta". La frase de Javier Duarte, capitán del equipo español de Copa Davis, resume a la perfección el sentir general del grupo español. Están cerca, sienten que van a entrar en la historia, pero se resisten a adentrarse en la euforia, porque saben lo mucho que eso podría perjudicarles. "No tenemos ansiedad", respondió Duarte. "Nos lo tomamos con mucha tranquilidad. Sabemos que sería mucho peor estar ahora 1-1 o 0-2. Por tanto, bienvenida sea esa ansiedad si existe en alguien"."Ahora la cuestión", agrega Corretja, "es no obsesionarnos con nada. Hacer lo que hemos estado haciendo cada día. Cenar tranquilamente, dormir bien y estar a punto mañana para dar el 100% en la pista en el partido de dobles. Podemos ganar la eliminatoria. Pero no hay motivo para estar nerviosos. Si no lo logramos, nos quedarán aún otros dos puntos el domingo. Y es difícil que los perdamos todos". Corretja no quiso entrar en valoraciones sobre si todo hubiera cambiado con Sampras y Agassi. "No lo sé. Lo importante es ganar. No sé si Sampras hubiera jugado mejor que Gambill. Es igual. Habría intentado ganarle, igual que a mi padre si hubiera estado al otro lado de la red".

Euforias y decepciones

Esta generación ha vivido ya algunos momentos de euforia y decepción en su trayecto por la Copa Davis. Hace cinco años sufrió el descenso en México desde la grada. Desde entonces, ha sufrido algunas derrotas importantes, como contra Italia en Pésaro (1997), o frente a Brasil en España (1999). Pero también alcanzó su primera semifinal en 1998, que acabó perdiendo en Suecia. "Creo que en estos años han cambiado muchas cosas", comentó Corretja. "En el 98 nos dimos cuenta de que podíamos jugar muy bien. Pero tal vez no teníamos la conciencia de grupo que ahora tenemos. Ahora todos pensamos de la misma forma. Y todos hemos sacrificado algo para estar ahí. Además, este año el sorteo nos ha favorecido. Jugamos en casa y lo hicimos bien ante Italia y Rusia. Pero, hemos debido trabajar mucho".Según Duarte, lo que más han ganado los jugadores es madurez y experiencia. "Se han juntado un grupo de jugadores que quieren ganar la Copa Davis y que piensan en lo suyo particular, pero también el equipo. Hay jugadores capaces de jugar bien no sólo en tierra batida, sino también en indoor y en pistas rápidas. Y este año el sorteo ha sido fundamental, porque nos ha permitido jugar siempre en casa y en tierra. Todo se ha juntado. Y el grupo está contento. Y eso es fundamental para estar en semifinales y seguir aspirando a ganar esta competición".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS