Fracasa la fusión entre los bancos alemanes Dresdner y Commerzbank

Dresdner Bank y Commerzbank -tercer y cuarto bancos privados de Alemania, respectivamente- anunciaron ayer el fracaso de las conversaciones que mantenían desde hace más de un mes para lograr una alianza de cooperación o una fusión. El acuerdo hubiera dado lugar al segundo banco alemán -sexto del mundo-, con activos de 128 billones de pesetas y 10 millones de clientes. El pasado abril el Dresdner ya fracasó en su intento de unión con el Deutsche Bank, primer banco del país.

El presidente del Commerzbank, Martin Kohlhaussen, señaló que la complejidad de la operación, ha impedido que se consiga un aumento del valor de ambas entidades a través de la fusión y, por ello, "no ha sido posible una consolidación del sector bancario nacional".Cobra, principal accionista del Commerzbank, manifestó que el fin de las negociaciones ha sido benefioso para los accionistas y para los clientes del banco. Commerzbank es socio del español BSCH, del que posee un 1,83%, mientras que la entidad española controla un 4,89% del banco germano.

Por su parte, el Dresdner Bank cree que las negociaciones no han concluido con éxito porque no se han podido unir los intereses de las dos partes "en un mismo interés común".

Sin embargo, los analistas estiman que el fracaso de la fusión entre el Commerzbank y el Dresdner se ha debido a las pretensiones de este último de tener un mayor peso en el nuevo grupo.

El pasado abril Dresdner no pudo llegar a un acuerdo para fusionarse con el Deutsche Bank, primer banco alemán. Entonces el motivo fueron las desavenencias sobre el futuro de las entidades de inversión del Dresdner. El Deutsche Bank quería que el Dresdner se deshiciera de la banca de inversión Kleinwort Benson.

Según Martin Peter, analista de WestLB, el fracaso de las negociaciones evidencia "la falta de madurez de los dirigentes de los bancos privados alemanes para lograr fusiones entre ellos". Peter prevé que no habrá más aproximaciones entre las entidades financieras alemanas "en lo que queda de año".

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

La ruptura de las conversaciones entre los dos bancos repercutió en el valor de sus acciones. Mientras que los títulos del Commerzbank perdían un 0,91%, los del Dresdner caían un 2,54% para situarse en 46,22 euros (7.672 pesetas). Bernd Fahrholz, presidente del Dresdner Bank, dijo ayer que su banco no mantiene actualmente conversaciones, "ni tiene proyectos de iniciarlas", con otras entidades con vistas a una nueva alianza. Sí confirmó que continuarán las negociaciones de cooperación con el banco francés BNP Paribas.

Fahrholz añadió que el Dresdner Bank presentó en mayo una estrategia para convertirse en un "banco asesor europeo". La fusión con el Commerzbank no iba en contra de esa estrategia, sino que, por el contrario, "habría sido aplicada a una escala mayor".

El Dresdner Bank, alcanzó en el primer semestre de 2000 un beneficio neto de 420 millones de euros (69.720 millones de pesetas), lo que supone una caída del 17,2% respecto al resultado obtenido en el mismo periodo del año anterior, según comunicó ayer el banco alemán.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS