El Parlamento asturiano recurre a la fiscalía por la situación en Cajastur

La nueva ley de Cajas del Principado de Asturias, que ha supuesto un grave enfrentamiento entre el sector guerrista, dominante en el PSOE de Asturias, y el Gobierno socialista de la comunidad, de tendencia renovadora, ha abierto un nuevo frente de crisis institucional de gran alcance. En un nuevo episodio por el control de Cajastur, la mesa del Parlamento regional decidió ayer poner en conocimiento de la Fiscalía y del Banco de España un informe jurídico de los letrados de la cámara en la que se ratifica la validez del nombramiento del ex-presidente de Caja de Asturias, Manuel Menéndez, como nuevo consejero de la entidad, frente a la tesis defendida por la comisión de control saliente de Caja de Asturias, constituido en órgano electoral, y en la que tienen mayoría los representantes afines al Gobierno.Menéndez fue destituido por el Gobierno el 16 de marzo. Guerristas y populares lo reeligieron el pasado día 12 como consejero de la Caja con el propósito de nombrarlo de nuevo presidente antes del próximo día 6. La comisión de control de Cajastur dictaminó el lunes que su vuelta al consejo vulnera una ley autonómica.

Al recurso a la fiscalía y al Banco de España se sumará un nuevo frente de crispación si se confirma que seis de los diez miembros de la futura comisión de control de Caja de Asturias llevan a cabo su anunciado propósito de constituirse hoy en un hotel en órgano paralelo.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS