Un juez del Opus Dei no logró presidir una sala

El magistrado José Luis Requero, perteneciente al Opus Dei, no logró ayer los votos necesarios para ser elegido presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, en la que ejerce. Requero, que es también portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura, mayoritaria y conservadora, era hasta ayer el candidato con más posibilidades, según fuentes del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).En la elección, realizada ayer por el pleno del CGPJ, Requero sólo obtuvo siete votos. Resultó elegido el magistrado Eduardo Calvo Rojas, con 11 votos. Otro candidato, José Luis Gil, obtuvo un voto.

Fuentes próximas a los promotores de una enmienda aprobada el martes último para proponer la prohibición de que los jueces y fiscales pertenezcan a organizaciones secretas o que generen vínculos de disciplina u obediencia ajenos al orden constitucional, relacionaban el resultado de la votación con el impacto causado por esa iniciativa.

Según las fuentes citadas, para la independencia judicial es más preocupante que la pertenencia a partidos políticos o sindicatos, prohibida por la Constitución, la afiliación a sectas u organizaciones secretas, disciplinadas y obedientes, entre las que incluyen el Opus Dei, al que pertenecen numerosos magistrados y especialmente fiscales, que en estos momentos ocupan los puestos claves del Ministerio Fiscal.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS