2.200 millones por McManaman

El Middlesbrough puja por el jugador, el Madrid acepta la oferta e insiste en que Macca debe irse

La directiva del Madrid se frota las manos ante la oferta que ha recibido del Middlesbrough por el centrocampista inglés Steve McManaman. El Middlesbrough está dispuesto a pagar 7,8 millones de libras esterlinas por el jugador (cerca de 2.200 millones de pesetas). Las negociaciones podrían resolverse este fin de semana, ya que los dos equipos se enfrentan en el Trofeo La Línea, el próximo domingo."Todos los jugadores con los que no cuenta Del Bosque deben irse del club", aseguraban ayer fuentes del Madrid. "Y Del Bosque no cuenta con McManaman", sentenciaban. Junto al inglés, los transferibles son Illgner, Bizzarri, Dorado, Eto'o, Congo, Canabal y Rodrigo -este último, cedido ayer al Sporting de Lisboa-. El Madrid espera ofertas y ya tiene la primera en los despachos. El Middlesbrough ofreció una cantidad que resultó satisfactoria para el presidente, Florentino Pérez, dispuesto a sacar el máximo posible de todas las operaciones en marcha. Pero como en el caso de Illgner, que cobra 500 millones, lo elevado de las fichas de los jugadores del Madrid dificulta las operaciones de venta. Fuentes del Madrid negaron que exista interés alguno por fichar a Alfonso, "con el que nunca nos hemos puesto en contacto". Caso distinto fue el de Diego Tristán, con cuyo representante negoció ayer mismo sin éxito Florentino Pérez. Las mismas fuentes descartaron ayer nuevos fichajes. El motivo: las arcas están vacías.

El Middlesbrough es uno de los modestos del fútbol inglés y es improbable que pueda sostener la ficha de McManaman, 800 millones anuales. Para el jugador inglés sería una pesadilla ingresar en este club. Del Bosque tampoco convocó a McManaman para jugar el amistoso contra el Sporting de Lisboa. El entrenador cumple órdenes de sus patrones en el club, y ha comunicado al jugador que haría bien en buscarse otro equipo si quiere jugar más seguido.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS