Redondo y McManaman se llevan la mayor ovación del Bernabéu

El día de la presentación del nuevo Madrid fueron dos veteranos los que se llevaron la ovación agradecida del público. Ni Figo, que costó 10.000 millones de pesetas, recibió una andanada más calurosa de alaridos. Fueron Fernando Redondo y Steve McManaman los ovacionados por el grupo de hinchas más ruidoso del Bernabéu, los Ultra Sur, en la noche de presentación del equipo. Uno ausente -Redondo-, el otro en el campo por primera vez en lo que se lleva de pretemporada -McManaman-, y después de un mes de incertidumbre en el que el técnico, Vicente del Bosque no contó con él. Ambos jugadores marcados por el nuevo presidente, Florentino Pérez, interesado en que dejaran el club. Ambos, protagonistas incontestables de la última final de la Liga de Campeones que ganó el Madrid. El público no se olvidó de aquella noche de París. Y ayer, en el regreso de los campeones a Chamartín, los más recordados fueron los que ya no están.Del Bosque se mostró comprensivo con la grada nostálgica al terminar el encuentro: "Yo esperaba que el público fuera cariñoso con McManaman porque es un jugador muy querido aquí. Nosotros intentaremos unir al madridismo a través del buen juego aunque haya sectores que piensen más en los que no están".

Más información
Munitis le da sentido a un Madrid atascado

"¡McManman-McManaman...!", vociferaban en un canto los Ultra Sur cada vez que el inglés se arrimaba al córner. Nunca habían interpretado ese cántico con más fervor los forofos blancos. Por lo que a Redondo respecta, el argentino tuvo su noche. El público del Bernabéu es dado a las reacciones irónicas: porque por fin se acordó de él en un grito envolvente que recorrió el estadio desde el fondo sur hasta las gradas del último anillo. "¡Redoooondo, Redoooondo...!", nunca se oyó tan fuerte su nombre mientras fue jugador del Madrid.

Del Bosque se mostró satisfecho de la plantilla de que dispone y del juego exhibido por el Madrid. Fue la última prueba antes del comienzo de la Liga, el próximo sábado, contra el Valencia. "Lo más importante", explicó el técnico, "es que tenemos una plantilla muy equilibrada gracias a la enorme versatilidad de los jugadores". Uno de esos "versátiles" fue el extremo zurdo Munitis, que ayer dijo que ya en el Racing se ejercitó en diversos puestos: "Hoy he hecho un buen partido en la punta y no me resulta extraño, porque el año pasado era la demarcación que más ocupaba".

Sobre la firma

Diego Torres

Es licenciado en Derecho, máster en Periodismo por la UAM, especializado en información de Deportes desde que comenzó a trabajar para El País en el verano de 1997. Ha cubierto cinco Juegos Olímpicos, cinco Mundiales de Fútbol y seis Eurocopas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS