El Ayuntamiento de Sevilla aprueba Puerto Triana tras un tenso debate

Accionistas

El pleno del Ayuntamiento de Sevilla aprobó ayer provisionalmente la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que da luz verde a la construcción del centro comercial Puerto Triana en la zona sur de la isla de La Cartuja, incluida la torre de 80 metros y 20 pisos diseñada recientemente por Ricardo Bofill. Luis Pizarro, portavoz de Izquierda Unida (IU), provocó un agrio debate con Rafael Carmona y Alejandro Rojas-Marcos, del PA, cuando sugirió estrechas relaciones entre los andalucistas y las sociedades accionistas del proyecto comercial.Pizarro argumentó el voto en contra de su grupo -los otros tres votaron a favor- por la "barbaridad" que supone privar a la ciudad de más de 80.000 metros cuadrados de zonas verdes, que serán ocupados por el centro comercial, y por creer que la modificación del plan debería ser, por su entidad y por cambiar los usos previstos del suelo, una revisión del mismo o, en todo caso, una modificación cualificada.

El portavoz de IU dejó en el aire una pregunta: ¿por qué se beneficia a Puerto Triana, SA, cuando en su día se rechazó un proyecto similar de una compañía inglesa? Tras escuchar las explicaciones de Carmona, que le acusó de demagogo y defendió que con el proyecto de Bofill se pone en uso una zona abandonada, Pizarro se respondió su propia pregunta. El concejal insinuó en tono acusador que el apoyo de Urbanismo a Puerto Triana se debe a las relaciones de la Gerencia con los accionistas del proyecto urbanístico: Las cajas de ahorro sevillanas, San Fernando y El Monte, aparecen curiosamente, según Pizarro, detrás de las últimas recalificaciones de terrenos en la ciudad; y Ayesa, la empresa de ingeniería de José Luis Manzanares, es una de las acreedoras de la Sociedad Estadio Olímpico. Grupo Andaluz de Trabajo Segundo, SL, es accionista, una sociedad con un capital de 550.000 pesetas y cuyo administrador único es José Antonio Saenz Sánchez, El Cani, que, según el portavoz de IU, es un intermediario, cercano al PA y pareja de la ex mujer de Alejandro Rojas-Marcos.

Estas insinuaciones de Pizarro removieron en sus asientos a Carmona y a Rojas-Marcos, que reaccionaron con contundencia. El delegado de Urbanismo aseguró que Pizarro había perdido los nervios y las formas y confió en que rectificara. El ex alcalde, mucho más enfadado por la alusión a su vida privada, le dijo a Pizarro que, con su argumentación, "representa la parte más sucia y miserable del comportamiento humano". Carmona aseguró luego que su grupo estudiará la adopción de medidas legales contra Pizarro, a lo que el portavoz de IU contestó que estaría "encantado" de verse en los tribunales con Rojas-Marcos. "A ver si es verdad", afirmó.

IU también solicitó la constitución de una comisión de investigación sobre el coste final del estadio de La Cartuja. Los dos socios de gobierno, PA y PSOE, rechazaron la propuesta.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS