"Ahora, a por el Apertura"

Miles de hinchas reciben en Buenos Aires a los 'campeones del mundo'

Todo del Boca. Hasta los colores del día, luminoso de sol, intenso de azul. La delegación del campeón del mundo, ganador de la Copa Intercontinental, llegó a Buenos casi sin retraso y se encontró con la alegría de miles de aficionados que permanecen en estado de festejo continuo desde el pasado martes. La plantilla se paseó en un autobús por el centro de la ciudad y tras un breve descanso en el modesto hotel de siempre, se entrenó como de costumbre. El entrenador Carlos Bianchi dejó de lado los festejos públicos y privados para el final del año, "porque ahora hay que ganar el torneo Apertura de la liga". El club celebrará la obtención de la Intercontinental con una gran fiesta en el campo de La Bombonera, antes y después del partido del próximo domingo contra el San Lorenzo.Para Bianchi, que lleva ya diez títulos como entrenador, "la Intercontinental ya está, ahora el Apertura". Pero no puede dejar de reconocer que todo salió tal como lo había pensado frente al Real Madrid. "En la reunión previa les dije: hoy nada de discursos, este partido se gana si somos inteligentes. El Madrid tiene cuatro o cinco jugadores que cruzan velozmente la mitad del campo, como si no existiera. Tenemos que darnos cuenta de cuáles son nuestras virtudes y defectos y los de ellos. Nos conviene reducir espacios, esperar siempre de frente al balón y salir rápidamente porque tienen problemas defensivos. Claro que nadie puede imaginar que a los cinco minutos va a ir ganando 2-0, pero creo que igual ganábamos. Podíamos jugar un tiempo más que no nos empataban".

El entrenador no se altera por nada de lo que ocurre a su alrededor ni por nada de lo que se dice. Si los jugadores quieren marcharse, Bianchi no hará nada por detenerlos. "No voy a sabotear su deseo. Todo ciclo tiene un final. Ya hemos rearmado el equipo después de ser bicampeones y de ganar la Libertadores".

La cotización de Riquelme se ha disparado, pero el Boca no ha puesto aún una cotización oficial, que se estima en más de 30 millones de dólares. La prensa deportiva argentina dice que "España suspira por Riquelme". Marcos Franchi, el representante del jugador reclamó a los directivos hace tres meses una aumento sustancial de los montos establecidos en el contrato pero el presidente Mauricio Macri dijo que el club no iba a revisar lo que ya se había pactado y firmado hasta el vencimiento, el próximo mes de junio. Riquelme cobra 5.788 dólares mensuales (poco más de un millón de pesetas) y una prima anual de 240 mil dólares (unos 45 millones de pesetas), la mitad de lo que perciben los mejor pagados de la plantilla, como Palermo.

Este año, con la conquista de la Libertadores, la Intercontinental, y si gana el torneo Apertura de la Liga, el Boca llegará a recaudar casi cincuenta millones de dólares en venta de taquilla, derechos de imagen y de comercialización. Los productos con los colores del Boca, especialmente las camisetas y las banderas, se han agotado en los comercios del centro de Buenos Aires. Los billetes de ingreso a las plateas del estadio La Bombonera para el partido decisivo del domingo frente al San Lorenzo triplicaron su valor en relación con lo que costaban hace una semana.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS